Saltar al contenido
8
Dic

El nuevo trabajo que le dieron a un ministro venezolano en la OPEP

Actualizado: 08/12/2018 11:17

En la 175 conferencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llevada a cabo en Viena, Alemania, se eligió a Manuel Quevedo, ministro de Petróleo de Venezuela como el nuevo presidente de turno de la organización para el 2019.

La decisión estaba prevista, ya que la presidencia de la OPEP es un cargo rotativo con un mandato de un año, cuya principal función es coordinar, inaugurar y presidir los encuentros de los ministros.

Quevedo, quien también preside la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), sustituirá en el puesto al titular emiratí del ramo, Suhail bin Mohamed Faraj al Mazuei.

El inicio de la presidencia venezolana coincidirá con la salida de Catar de la OPEP, anunciada por Doha el pasado lunes.

En este sentido, el ministro venezolano expresó el jueves, durante el primer día de la conferencia ministerial en Viena, su esperanza en que ese pequeño emirato del golfo Pérsico regrese a las filas de la OPEP en un futuro no muy lejano.

Catar -uno de los miembros más antiguos de la organización, a la que se adhirió en 1961, un año después de ser fundada por Arabia Saudí, Irán, Irak, Kuwait y Venezuela- es el primer país de Oriente Medio que abandona el cártel.

“Siempre las puertas van a estar abiertas” en la OPEP para este emirato, el principal exportador mundial de gas natural, declaró Quevedo hoy a la prensa.

Por otro lado, el ministro venezolano rechazó el intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de influir en las decisiones de la OPEP.

“Nosotros somos una organización independiente, respondemos a los fundamentos del mercado petrolero mundial, (…) no respondemos a ninguna instrucción política, venga de donde venga”, resaltó.

Estados Unidos mantiene una estrecha relación con Arabia Saudí, su principal aliado árabe en Oriente Medio y líder natural de la OPEP por ser de lejos su mayor productor, y ha aumentado en los últimos meses su presión sobre los productores.

“Esperemos que la OPEP mantenga el flujo de crudo tal y como está, sin restricciones. El mundo ni quiere ni necesita un aumento del precio del petróleo”, escribió Trump esta semana en su cuenta personal de la red social Twitter.

Pese a ello, los socios de la OPEP y sus aliados, con Rusia a la cabeza, decidieron hoy limitar sus suministros en los próximos meses en 1,2 millones de barriles diarios.