El polémico final del juicio contra el expresidente Carlos Menem

Carlos Menem, expresidente de Argentina, fue declarado absuelto en el juicio en su contra por la venta de ilegal de armas a Croacia y Ecuador, en ese momento este último estaba luchando una guerra contra Perú cuando dicha nación era garante del conocido Protocolo de Río que en 1942 delimitó la frontera entre el Perú y Ecuador.

La causa contra Menem por el contrabando de armas entre 1991 y 1995, comenzó en 1995 cuando aún gobernaba en Argentina.

La Cámara de Casación consideró que se incumplió el “plazo razonable” para la realización de un juicio en el caso, que comenzó hace 23 años.

Carlos Menem, de 88 años, había sido absuelto en el 2011 por un tribunal oral pero dos años más tarde la Cámara de Casación revocó el fallo y lo condenó a siete años y medio de prisión. No estaba detenido en atención a sus fueros parlamentarios como senador y porque el fallo no estaba firme.

La Corte Suprema confirmó la sentencia, pero no el monto de la reparación que le fue impuesto.

La Cámara de Casación, que no se pronunció sobre el fondo, demoró en tramitar la sentencia en contra de Menem, y finalmente lo absolvió. Consideró que la causa prescribió.

El argumento detrás de esta decisión es que ningún imputado puede permanecer en un estado de incertidumbre tan prolongado sin tener una respuesta sobre su situación, señala el diario “La Nación”.

“La Nación” explicó que Carlos Menem es senador y sus fueros lo protegen. Y que por su caso el Senado sentó la doctrina de que no desaforará a ninguno de sus miembros sin una previa sentencia firme en su contra. Esto fue lo que analizaba la Casación, si dejaba firme la condena o la revocaba.

“Se trata de 23 años de vaivenes, idas y venidas y meandros procesales ocurridos para procurar discernir si existió un contrabando documentado de poca complejidad probatoria, en los que se incurrió en una inexplicable tardanza en los trámites reprochable exclusivamente a los órganos jurisdiccionales del Estado”, le dijo una fuente al diario “Clarín”.

Carlos Menem había firmado junto a varios ministros tres decretos secretos que autorizaban la venta de 6.500 toneladas de armamento a Venezuela y Panamá, cuando el destino real era Croacia -durante la guerra con Serbia y violando un embargo internacional- y Ecuador, en guerra con Perú en 1995, pese a que Argentina era garante de paz.

La venta ilegal de 6.500 toneladas de armas y municiones a Ecuador y Croacia incluyó la voladura de la fábrica militar de Río Tercero (Córdoba), con la presunta intención de borrar pruebas importantes para la causa, remarca el diario “La Nación”.

“Clarín” señala que hasta el día de hoy al Ejército argentino aún le faltan 36 cañones que el gobierno de Menem envió a Croacia.

En 1995, el diario “Clarín” publicó un informe de la Fuerza Aérea argentina donde se registraba cuatro vuelos hacia Guayaquil realizados entre el 18 y 22 de febrero de ese año. El espionaje del Perú había detectado los envíos y el Ejecutivo argentino anunció una investigación sobre el caso.

El armamento vendido por 33 millones de dólares incluyó 8.000 fusiles FAL, 36 cañones de 105 y 155 milímetros, 10.000 pistolas, 350 morteros, 50 ametralladoras pesadas y munición, 58 millones de balas, 45.000 proyectiles de cañón, 9.000 granadas y 200 toneladas de explosivos.

Menem había estado en prisión domiciliaria preventiva en el 2001 acusado de integrar una asociación ilícita para la venta ilegal de armas, pero salió en libertad semanas después por decisión de la Corte Suprema de Justicia.

Además de este caso, a Menem se le juzga desde agosto de 2015 por supuestamente desviar pruebas en la investigación del atentado contra la sede de la mutual judía AMIA en 1994, que causó 85 muertos.

Fuente EP Mundo El Comercio
Cargando...
Cargando...