El primer juego de Rusia 2018 decidirá el futuro de la gasolina

Algunas medidas pueden ser tomadas basadas en los eventos del momento y sobre todo cuando se trata de fútbol. El mejor ejemplo es el primer partido del Mundial Rusia 2018 entre la selección local y Arabia Saudí.

En el palco estarán sentados Vladimir Putin y el príncipe saudí Mohammed bin Salman. Los dos tendrán un partido por ver pero en su mente tendrán presente las medidas a tomar con el precio y producción de petróleo. Los gobernantes tendrán reuniones antes y después del partido inaugural de la Copa del Mundo.

Rusia y Arabia Saudí son los mayores exportadores de petróleo en el mundo. La nación árabe es líder la OPEC (Organización de Países Exportadores de Petróleo), una entidad que ha sido atacada por Donald Trump en días recientes por “inflar los precios de manera artificial”.

Los saudís y los rusos han sido aliados en el control de la producción en un momento que Estados Unidos vuelve a sancionar a Irán y que Venezuela vive una crisis sin precedentes.

Según Bloomberg News, la idea es aumentar la producción para añadir un millón de barriles diarios, lo que representa el uno por ciento. Los saudís quieren menos, al igual que Venezuela, Irak e Irán, sus socios de la OPEC. El objetivo de la organización es evitar los precios bajos de los últimos años.

El precio del crudo Brent ha estado cercano a los $80 dólares por barril desde que la OPEC y Rusia acordaron reducir la producción. El gobierno de Trump presiona por un aumento en la producción antes de las elecciones parlamentarias de noviembre con el fin que los electores no tengan altos precios en la gasolina en ese momento.

Fuente EP Mundo El Diario de NY
Cargando...
Cargando...