Cargando...

El reconocimiento de Pablo Iglesias que no deja bien parado a Podemos

Pablo Iglesias ha reconocido este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos que 2017 “no ha terminado bien” para Podemos y sus aliados. “Con toda claridad, hemos tenido un mal resultado en Cataluña, peor que en 2015. Deberíamos haber hecho las cosas mejor, tendríamos que reconocerlo”, ha arrancado la intervención del secretario general en el Consejo Ciudadano Estatal en la mayor autocrítica que el partido ha realizado en público en los últimos meses. “Nuestro papel es modesto y hay que asumirlo”, ha afirmado tras considerar que la estrategia del procés de los secesionistas en Cataluña “se ha agotado”. La coalición de Podem con Catalunya En Comú perdió tres de los 11 escaños y 40.000 votos respecto a las anteriores autonómicas catalanas. Entonces los comunes de Ada Colau se quedaron fuera de la ecuación y sirvieron de excusa para el pobre resultado en las urnas, por debajo de las expectativas. Un argumento que el 21-D no valió.

“Estamos en un momento de reflexión en el que no debemos tener miedo a la autocrítica. A partir de ahí, en 2018 tenemos la enorme responsabilidad de contribuir a lograr que la España del 15-M venza a la vieja España de las guerras de banderas”, ha sentenciado en una intervención en la que ha reivindicado su liderazgo en el momento más incierto para Podemos, hasta el punto de que IU ha advertido del “desgaste” de su aliado en la confluencia de Unidos Podemos. Iglesias ha eludido el menor comentario a las peticiones del coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que demanda mayor peso en la alianza.

Pablo Iglesias ha reconocido este sábado en el Consejo Ciudadano Estatal de Podemos que 2017 “no ha terminado bien” para Podemos y sus aliados. “Con toda claridad, hemos tenido un mal resultado en Cataluña, peor que en 2015. Deberíamos haber hecho las cosas mejor, tendríamos que reconocerlo”, ha arrancado la intervención del secretario general en el Consejo Ciudadano Estatal en la mayor autocrítica que el partido ha realizado en público en los últimos meses. “Nuestro papel es modesto y hay que asumirlo”, ha afirmado tras considerar que la estrategia del procés de los secesionistas en Cataluña “se ha agotado”. La coalición de Podem con Catalunya En Comú perdió tres de los 11 escaños y 40.000 votos respecto a las anteriores autonómicas catalanas. Entonces los comunes de Ada Colau se quedaron fuera de la ecuación y sirvieron de excusa para el pobre resultado en las urnas, por debajo de las expectativas. Un argumento que el 21-D no valió.

“Estamos en un momento de reflexión en el que no debemos tener miedo a la autocrítica. A partir de ahí, en 2018 tenemos la enorme responsabilidad de contribuir a lograr que la España del 15-M venza a la vieja España de las guerras de banderas”, ha sentenciado en una intervención en la que ha reivindicado su liderazgo en el momento más incierto para Podemos, hasta el punto de que IU ha advertido del “desgaste” de su aliado en la confluencia de Unidos Podemos. Iglesias ha eludido el menor comentario a las peticiones del coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que demanda mayor peso en la alianza.

Fuente EP Mundo El País de España
Cargando...
Cargando...