Saltar al contenido
Pensionados venezolanos en el extranjero
25
Oct

El tiempo que tienen pensionados venezolanos en el extranjero sin cobrar ni medio

Actualizado: 25/10/2018 19:45

Alrededor de 11.700 jubilados venezolanos residenciados en países como Portugal, Italia, España, Uruguay, Ecuador y Chile, desde el año 2015, no reciben el pago de la pensión de vejez asignada por el Ivss. El calvario que viven los pensionados venezolanos en el extranjero aumenta con el pasar de los meses.

Para los involucrados, el retraso del pago se debe a un tema político, quienes además señalan que es un castigo por abandonar el país.

Rita Abreu, oriunda de Madeira, Portugal, señala que llegó a Venezuela en el año 1970, y que trabajó como empleada doméstica durante 30 años, además se desempeñó como conserje en la ciudad de Caracas.

Abreu, ahora en Portugal, ha tenido que limpiar casas para poder sobrevivir, donde retornó a los 60 años de edad.

Por su parte, Luis Cano, coordinador del Frente Amplio Unido en Defensa de los Jubilados y Pensionados, indicó que los pensionados en el extranjero tienen más de tres años y dos meses que no reciben su pago.

“Sabemos de personas que están en el exterior y han tenido que arrimarse a sus familiares porque no están solventes económicamente y el Estado venezolano no hace nada para reanudar los pagos”, manifestó Cano.

El Coordinador también advierte que con el incremento de 3364 % del salario mínimo que se ubica en 1800 bolívares soberanos, los pensionados en otras latitudes “tendrían que percibir por lo menos 30 dólares por mes”, reseñó Crónica Uno.

Pensionados venezolanos en el extranjero se convierten en la burla del Gobierno

Más de un centenar de venezolanos residentes en España, no cesan su reclamo para que el gobierno de Nicolás Maduro cumpla con el pago de la pensión, un requerimiento legal que España da a sus connaturales en Venezuela. La grave situación que enfrentan los pensionados en el exterior empeora con el pasar de los días.

Se sabe que en España hay 9.200 venezolanos que no han podido cobrar su pensión desde hace 36 meses, mientras que en el resto del mundo la cifra asciende a 13.500 personas afectadas. La mayoría tienen entre 75-90 años de edad y como es obvio no tienen la posibilidad de poder conseguir algún trabajo.