Saltar al contenido
El viudo de Selena Quintanilla
23
Dic

El viudo de Selena Quintanilla no podrá contar su historia, vea por qué

¡El viudo de Selena Quintanilla la sigue pasando mal! Chris Peréz tenía intenciones de compartir con el mundo su versión de la historia de amor que vivió con Selena Quintanilla. Sin embargo un tribunal de Texas desestimó su apelación y se mantuvo a favor de su ex suegro, Abraham Quintanilla.

El viudo de Selena Quintallina pierde otra batalla

El verdadero problema del viudo de Selena radica en que éste le cedió todos los derechos sobre de Selena al padre de la cantante, dicen que los papeles fueron firmados por Peréz a tan solo tres meses (1995) de haber fallecido su entonces esposa. Pero 17 años después, en marzo de 2012, Chris Peréz publicó el libro: “To Selena, With Love”, hecho que desencadenó en una demanda de parte de Abraham Quintanilla.

Chris, el viudo de Selena Quintanilla ha dicho en su defensa, según reportó Univisión Entretenimiento, que en el momento que cedió los derechos de la cantante lo hizo bajo coacción. Sin embargo dados los acontencimientos y que por sobre todo la ley favorece al padre de la cantante, Pérez no podrá realizar la serie televisiva que relate su visión sobre la historia de amor que protagonizó con Selena.

Dicho medio también confirmó que el pasado 29 de noviembre, la Decimotercera Corte de Apelaciones confirmó que el reclamo del papá de Selena es válida y por lo tanto esto desvalida cualquier reclamo o argumento por parte de el viudo de Selena Quintanilla.

Lo que si es un hecho, es que ya se está grabando la serie biográfica autorizada por la familia y que se proyectará por la plataforma de Netflix.

Lo que ocurrió un día antes del asesinato de Selena Quintanilla

Un día antes de su fallecimiento, Selena aceptó reunirse con la que había sido presidenta de su club de fans Yolanda Saldívar en el motel Days Inn de la ciudad de Corpus Christi, en Texas. Era tarde, cerca de la medianoche, razón por la que su esposo Chris Pérez, decidió acompañarla.

La artista quería que Saldívar le diera unos estados bancarios que le faltaban sobre la contabilidad de su club de fanáticos. La mujer había sido despedida 20 días antes por el padre de Selena, Abraham Quintanilla, quien no se fiaba del desempeño de Saldívar.

La ahora convicta supuestamente quería demostrarle a su ídolo que nunca le había fallado, por lo que también le entregaría una muestra desaparecida del perfume que buscaba lanzar la cantante con 13 años de carrera que ya se había lanzado como diseñadora de moda y que en ese entonces estaba grabando su primer disco en inglés.

La cantautora del éxito ‘Bidi, Bidi, Bom, Bom’ tocó a la puerta de la habitación 158 y Yolanda Saldívar le abrió. Mientras les entregaba los documentos, alegó que había sido violada y golpeada en un viaje reciente a Monterrey, México. En el juicio posterior llegó a acusar de los abusos al padre de Selena, quien negó las alegaciones.

Tras ponerse a su disposición, la vocalista de Selena y los Dinos se marchó junto a Pérez, con quien llevaba más de dos años casada. Él hoy viudo de Selena Quintanilla contó que aún no llegaban a la casa cuando la artista se dio cuenta de que no había recibido específicamente lo que pidió.

Se fue a dormir incómoda con la situación, recordó Chris Pérez en una reciente entrevista televisiva. Como había quedado en acompañar a Yolanda Saldívar al médico al día siguiente, para que le revisara tras la supuesta agresión sexual, creyó que tenía una oportunidad de finalmente recuperar los estados financieros que le urgían.

La muerte de Selena

A las 7:30 de la mañana, del viernes 31 de marzo de 1995, Selena Quintanilla Pérez despertó, se vistió con una sudadera verde con capucha y salió al motel Days Inn.

A las 9:00 de la mañana llevó a Yolanda Saldívar al hospital regional Doctor’s donde no los médicos no parecieron dar credibilidad al relato de la mujer, ya que las lesiones descritas no coincidían con su estado de salud.

En medio de esa situación, Selena Quintanilla recibió su última llamada telefónica: era su esposo Chris Pérez preguntándole dónde estaba, pues su papá la estaba esperando desde las 10:00 de la mañana para grabar un tema del disco en inglés. “Voy ya mismo, estoy resolviendo un último asunto”, recordó el músico que le contestó.

De regreso al motel, declaró Yolanda Saldívar horas más tarde a las autoridades policíacas, Selena Quintanilla le expresó que creía necesario que se dejaran de ver por un tiempo, mientras se aclaraba todo el asunto financiero con el manejo de sus negocios.

Llegaron a la habitación 158 del Days Inn y comenzaron a discutir. Según contó Yolanda Saldívar en su declaración inicial al detective Paul Rivera, su ídolo le insistía en que los estados bancarios y otros documentos que le entregó no eran los correctos y alegó que Selena Quintanilla le llamó “lesbiana”. En ese momento, ella agarró todo lo que aún tenía vinculado a los negocios y se lo entregó.

Selena Quintanilla Pérez dio la vuelta para salir de la habitación. Eran las 11:48 de la mañana cuando Yolanda Saldívar aplicó las 11 libras de presión que requería su revólver Taurus, calibre .38 y le disparó un proyectil de cabeza hueca, de esos que en la calle son conocidos como los ‘mata policías’, por el efecto tan devastador que causan.

Herida, la cantante comenzó a huir de la habitación. Gritaba para pedir ayuda. Yolanda Saldívar, por su parte, se recluyó en su camioneta GMC roja, atentando con dispararse, una escena que traía a la memoria el intento de suicidio de la estrella de fútbol americano O.J. Simpson, quien nueve meses antes había protagonizado una larga persecución en su camioneta Bronco blanca por Los Ángeles que fue televisada a nivel nacional.

Hoy en día el viudo de Selena Quintanilla sigue perdiendo batallas legales con la familia de la desaparecida cantante, le tocará quedarse con los recuerdos y las vivencias de ambos que muchos no podremos llegar a conocer.

Con información de El Diario NY