Saltar al contenido
perro pitbull
4
Ene

Epantosa muerte entre los colmillos de cuatro perros bravos

Actualizado: 04/01/2018 11:28

Un hombre de 70 años de edad, vecino de la Vall d’Uixó (Castellón) ha muerto este miércoles por la tarde en la UCI del Hospital de La Plana de Vila-real, después de dos días ingresado tras el ataque de, al menos, cuatro perros, el pasado lunes, primer día del año.

Según han confirmado a EL MUNDO fuentes del Hospital de La Plana, el hombre, que se encontraba en estado crítico, falleció este miércoles por la tarde, a consecuencia de las heridas provocadas por el ataque de los canes.

La Guardia Civil y la Policía Local de la Vall iniciaron la investigación el pasado lunes, en cuanto la familia de la víctima, alertada por su tardanza en regresar a casa del campo, fue en su busca, y lo halló malherido en una finca del Camí de Miramar del municipio.

La víctima, de 70 años de edad, permanecía ingresado en la UCI del Hospital La Plana desde el lunes, 1 de enero

La alarma se ha extendido en el municipio ya que, según ha confirmado a EL MUNDO el Ayuntamiento, los perros no han podido ser localizados y en esa zona ya se registró un ataque similar hace unos meses, aunque la víctima en aquella ocasión pudo refugiarse a tiempo y evitar una agresión mayor.

Ahora, la Guardia Civil y la Policía Local de la Vall d’Uixó investigan este brutal ataque del día 1 de enero que ha acabado de forma tan trágica.

El primer teniente de alcalde de La Vall, Antoni Llorente, explica que se está buscando a los canes ya que al parecer aún no está claro si se trataría de un grupo de perros abandonados que actuarían en manada o si podrían ser animales que habrían escapado de alguna finca del entorno.

Relato de los hechos

Según el reato del primer teniente de alcalde, el hombre se encontraba el día 1 de enero en una finca de su propiedad en el Camí de Miramar realizando labores agrícolas cuando sufrió el brutal ataque de los animales. Fueron sus hijos quienes lo encontraron, a última hora de ese día, malherido en su huerto tras haber intentado localizarle de forma reiterada durante toda la tarde con llamadas a su móvil al comprobar que no había regresado a su casa.

Presentaba decenas de mordeduras, sobre todo en las extremidades inferiores, según Llorente, quien en estos días ha estado en permanente contacto con los familiares de la víctima para prestarles su apoyo. «Nuestra prioridad es estar al lado de la familia», indica el primer teniente de alcalde, quien añade que la otra preocupación central del consistorio es que «se localice cuanto antes a los animales».

Los hechos ocurrieron en una finca rural del Camí de Miramar de la Vall d’Uixó

En este sentido, el responsable municipal explica que todo apunta a que podría tratarse de los mismos animales del incidente de hace unos meses en una zona cercana. En aquella ocasión, tal y como señaló Antoni Llorente, «se trataba de un hombre, también vecino de la Vall d’Uixó, que al ser más joven pudo subir a un árbol y evitar que la agresión fuera mayor».

El Ayuntamiento está pendiente en todo momento de los avances en la investigación por estos hechos y una patrulla de la Policía Local está estos días recorriendo la zona del Camí de Miramar con el objetivo de intentar localizar cuanto antes a los animales.