¡Escándalo! Duterte promete dejar la presidencia

El presidente filipino Rodrigo Duterte ha reaccionado a la indignación causada por su beso en los labios a una mujer durante un acto público de una sorprendente manera: promete renunciar a su cargo si una número elevado de mujeres firma una petición para que se marche.

“Si hay bastantes mujeres para… bueno, creo que si todas las mujeres aquí firman una petición para que dimita, entonces dimitiré”, aseguró el mandatario en rueda de prensa desde Corea del Sur el pasado martes, informa Reuters.

Duterte explicó que el polémico beso del domingo pasado fue “puro showbiz”, actuado frente a miles de partidarios filipinos. Además, aseguró que besar a las mujeres formó parte de su “estilo” a lo largo de los 22 años que se desempeñó como alcalde de la ciudad de Dávao.

“No hay nada malo en un simple beso. Durante las campañas a mi alcaldía besaba a cada mujer en los labios”, señaló un presidente conocido por sus declaraciones polémicas.

El controvertido episodio tuvo lugar en Seúl el pasado domingo, cuando Duterte pronunciaba un discurso ante la comunidad de emigrantes filipinos en la capital surcoreana.

Falta de respeto

Durante el acto, el mandatario prometió regalar un libro a cambio de un beso y besó en los labios a una de las voluntarias, generando un gran alborozo entre los asistentes.

Tras el afectuoso gesto con la joven, el mandatario la abrazó y pidió a los presentes que no se tomaran la escena en serio, ya que solo lo hizo “para hacer que la gente estuviera contenta”.

Sin embargo, desde el movimiento feminista filipino Gabriela reaccionaron con gran enojo al actuar de Duterte, al que tachan de “presidente que se siente autorizado para degradar, humillar y faltar el respeto a las mujeres a su antojo” y con el objetivo de mostrar públicamente “que puede dominarlas en cualquier momento y lugar que él elija”.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...