¡Espeluznante! Hacer una broma le costó muy caro

Una mujer británica decidió agarrarse con su brazos al portón del garaje para quedarse colgada y gastar una broma a una amiga suya pero el sistema de seguridad del mecanismo no funcionó y murió aplastada.

Muere una mujer tras quedar atrapada en la puerta de su garaje.

En Reino Unido, una mujer llamada Heidi Chalkley ha muerto tras ser atrapada por la puerta de su garaje, según han informado diferentes medios de comunicación como Daily Mail.

Los investigadores han declarado que la británica presionó el botón de encendido del sistema y levantó con sus propias manos el portón en un “acto tonto” para gastar una broma.

Una vez activado el modo de apertura de la puerta del garaje, el dispositivo comenzó a girar haciendo que la mujer se elevase del suelo mientras sus brazos continuaban atrapados y, finalmente, murió aplastada al no poder descolgarse por ella misma.

“Ella encendió el botón para hacer funcionar la puerta pero se colgó de la persiana para elevarse y gastar una broma. Se suponía que debía descolgarse y caer al suelo pero sus brazos quedaron atrapados y la puerta continuó girando hasta aplastarla provocándole la muerte”, declaraba el oficial forense Paul Garnell.

Fue entonces cuando quedaron atrapados sus brazos en el mecanismo de cierre.

En el momento del trágico accidente se encontraba junto a la fallecida una amiga suya que vivía en el mismo bloque de viviendas que ella. Según han desvelado a los tabloides británicos fuentes de la investigación, si el sistema de seguridad hubiese sido efectivo y se hubiese puesto en marcha, Heidi Chalkley continuaría con vida: “Si el cierre automático y el sistema de seguridad hubiesen funcionado correctamente, la mujer continuaría con vida”.

Fuente EP Mundo Cuatro
Cargando...
Cargando...