Saltar al contenido
6
Ago

Esposa de López Obrador no quiere ser la primera dama

Actualizado: 06/08/2018 8:13

Beatriz Gutiérrez Müller la esposa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador aseguró que no quiere ser la primera dama de México, eliminando o suprimiendo así la figura de las cónyugues de los presidentes mexicanos.

Aunque la primera dama en México es un cargo protocolario sin funciones ni responsabilidades concretas -como sucede en el caso peruano-, tradicionalmente la esposa del primer mandatario ha presidido el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Pero Gutiérrez ha decidido desvincularse plenamente de esta institución, que dejará de depender de la Presidencia de la República para integrarse completamente en la Secretaría de Salud, según ella misma anunció.

No quiere ser clasista

La esposa del próximo mandatario aseguró que quiere “servir a México en todo lo que pueda”, pero su prioridad pasa por seguir siendo profesora universitaria, investigadora y escritora.

Gutiérrez, nacida en Ciudad de México en 1969, estudió Comunicación y se doctoró en Literatura, ha escrito varias novelas y libros académicos, y trabajó como reportera para varios medios de comunicación.

“Tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente; pongamos fin a la idea de la primera dama porque en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda”, exclamó entre aplausos del público durante un acto electoral de López Obrador celebrado el pasado mayo.

En el mismo evento declaró que “el poder presidencial no debe ser de una familia o de un matrimonio”, y aseveró que “decir primera dama es algo clasista”.

No quiere ser vista como “accesorio”

Según Ximena Mata, investigadora de la consultoría Integralia, la esposa de López Obrador quiere evitar ser vista como un “accesorio” y pretende ejercer una “personalidad propia” e independiente de las actividades de gobierno.

De acuerdo con la experta electoral, Gutiérrez difiere del perfil que tuvo Marta Sahagún, esposa del presidente Vicente Fox (2000-2006), recordada por “tener un protagonismo en las actividades” del Gobierno mexicano.

La esposa de López Obrador ejercería, por tanto, un papel más similar al de Margarita Zavala, cónyuge del exgobernante Felipe Calderón (2006-2012), que fue “más prudente y alejada de escándalos políticos”, aunque sí presidió el DIF y ha mantenido una carrera política paralela a la de su marido.

Aun así, Ximena Mata apuntó que “habrá que estar atentos” a los pasos de Gutiérrez, porque “su personalidad no es de estar al margen” de la actualidad del país.