Saltar al contenido
camilo sesto secuestrado
15
Dic

¿Está Camilo Sesto “secuestrado”? Un comunicado da la respuesta

Actualizado: 15/12/2018 23:33

Corrían los rumores sobre la condición de salud de Camilo Sesto, secuestrado supestamente por sus personas más allegadas, quienes toman las decisiones de su vida por él. Una de las estrellas españolas más emblemáticas preocupó a sus fans.

Hace un par de semanas Lourdes, la madre del hijo de Camilo Sesto (71 años) aseguraba que el cantante “se encuentra secuestrado por quienes le rodean”. Esas palabras llegaban justo después de la reaparición del alicantino con motivo de su último disco recopilatorio en un evento en el que mostró su frágil estado de salud y sus dificultades para hablar.

Aclaran la verdad sobre Camilo Sesto secuestrado

Su exrepresentante confirmaba la semana pasada el deterioro del cantante y cómo las personas de su entorno supuestamente le manejaban a su antojo para que firmara cheques o diera su beneplácito a acciones de las que no era consciente.

Sin embargo, este sábado su mano derecha asegura que “Camilo Sesto es dueño de sus decisiones”.

Comunicado de Camilo Sesto

Tanto es así que el propio intérprete ha querido responder con un comunicado que ha emitido al programa Viva la vida. En él, apoyado por su abogados, el cantante asegura que “tomará las acciones jurídicas necesarias contra todo aquello de lo que se hable en los medios de comunicación sin rigor alguno”. Hasta el punto de que “no descarta conceder una entrevista en el futuro” para resolver cualquier duda al respecto.

En las seis líneas que completan el comunicado reincide en la idea única de advertencia “a quienes cometan injurias hacia su persona” en un tema tan serio como insistir en el asunto de que se encuentra secuestrado o retenido por los que le rodean. Algo que ha resaltado también Eduardo, su actual mano derecha, al decir que “con este comunicado buscan protegerse y proteger al cantante, porque está perfectamente” tanto de salud como de gestor de su propia vida y trabajo.

Fuente: El Español