Saltar al contenido

Estremecedora carta de la jovencita Verónica Corona para su homicida

Conmoción ha generado el asesinato de la adolescente de 16 años de edad, reportada como desaparecida desde el pasado miércoles en horas de la tarde, en la zona norte del estado Anzoátegui. Su cuerpo fue hallado en avanzado estado de descomposición la tarde de este martes 6 de febrero en una zona boscosa del parque La Sirena, ubicado en el municipio Guanta.

Desde entonces, efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la entidad han comenzado a esclarecer el hecho, y ha cobrado fuerza como móvil principal el crimen pasional. Entre las evidencias que tienen los detectives está una carta redactada por la jovencita y entregada a su victimario. En ella le explica por qué no podían tener una relación.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciónes Científicas, Penales y Criminalísticas del estado Anzoátegui tienen como evidencia una carta que la adolescente entregó a su victimario. En ella le explica por qué no podían tener una relación

“Verónica le escribió una carta al hombre que la mató. Allí le colocó que ellos no podían tener una relación porque ella era menor de edad. Le dedicó una canción y se despidió de él”, fueron las palabras de Belkis Corona, tía paterna de la estudiante de quinto año de bachillerato, quien reveló que la muchacha conoció a su homicida hace mas de un año a través de las redes sociales, y desde allí ambos se comunicaban.

“Ella le tenía mucha confianza a su madre y le había contado sobre ese sujeto. Verónica no salía de su casa sin sus padres. Ellos la llevaban y buscaban hasta para el liceo”, indicó la pariente. Recordó que Verónica Corona salió de su hogar a las 2:00 pm del miércoles a comprar la tela para el vestido de su graduación.

“Mi sobrina quería estudiar periodismo una vez que se graduara”, precisó la tía, quien insistió en que su sobrina era una joven de buenas calificaciones, responsable y muy comunicativa. Indicó que dos horas después de haber salido de su casa, ubicada en el sector Chuparín de Puerto La Cruz, hizo el primer contacto con su madre.

“La mamá la llamó para ir a buscarla porque se había tardado mucho, pero ella le dijo que se iba a encontrar con un amigo que se iría del país”, comentó.

José Javier Barreto Curvata, de 23 años, quien se declaró culpable por el crimen,  había citado a la muchacha para encontrarse en el Paseo de la Cruz y el Mar con la excusa de que quería despedirse de ella. Aparentemente, el encuentro ya había sido conversado, pues fue en ese momento cuando la adolescente le hizo entrega de la carta. “A las 5:30 pm la mamá de mi sobrina le hizo otra llamada, y cuenta que la escuchó nerviosa y con ganas de llorar”, relató. Fue esta última llamada la que alertó a la madre de Verónica, quien le dijo que la iba a buscar, pero esta le aseguró que se iría sola a su casa.

La tía de la joven refirió que lo último que la joven dijo a su madre fue: “Mamá, te amo; mami, te amo. Yo ahora voy a la casa”. Posteriormente apagaron el equipo celular. Autoridades del Cicpc presumen que Barreto Curvata llevó a la joven bajo amenazas hasta el lugar donde horas más tarde la asesinó.