Extranjero murió en un hostal y es espantoso lo que denuncia la familia

Un argentino murió la semana pasada en la localidad de Montañita, en Ecuador, y su familia pide por el esclarecimiento del hecho, al denunciar que en el hostel donde el joven vivía y trabajaba se maltratan a los empleados. En esa línea, aseguran que a través de conexiones con mafias y la policía están intentando ocultar pruebas del caso.

A Juan Ignacio Figueroa Stazi, de 25 años, lo encontraron el pasado 29 de abril sin signos vitales en la cama de una de las habitaciones en el Hostel Kamala, donde se hospedaba desde septiembre de 2017.

La autopsia arrojó que la causa del deceso fue un paro respiratorio por muerte súbita. Sin embargo, sobre la base de testimonios de amigos del joven, la familia descree los resultados finales del informe policial.

“Para que trabajen más de 24 hs a los dueños no les importa la salud de esos chicos, sólo les importa facturar! Tenemos fotos, tenemos testimonios, sabemos cómo se manejan!”, escribió en las redes sociales Mercedes Stanzi, la madre de Juan Ignacio.

La mujer señaló que desconfía que pudo haber pasado algo más por dos motivos: primero, porque el cuerpo fue hallado a la mañana siguiente después de una fiesta -mientras todos dormían-, reuniones que se caracterizaban por los “excesos”.

En segundo lugar, porque los dueños del complejo de alojamiento se quedaron con el pasaporte y la vestimenta de su hijo. “Nacho se fue con una mochila que nunca apareció y en la habitación no había un rastro de nada. Están ocultando todo”, expresó.

Juan Ignacio era empleado del lugar pero no cobraba, sino que su remuneración era retribuida con alojamiento y comida. “Lo tenían como un esclavo, se la pasaba trabajando pero igual debía 5 mil dólares de sólo comida”, dijo Merecedes.

Y agregó que recibieron mensajes de vecinos de la zona que le informaron que en el hostel se manejan en connivencia con la policía. “En esos lugares se dedican a ‘contratar’ chicos como voluntarios para que trabajen más”, apuntó.

A la par del reclamo por esclarecer el episodio, la familia inició una campaña en las redes sociales con motivo de recaudar fondos para repatriar los restos del joven.

Se juntaron alrededor de 2,700 dólares, que finalmente serían donados a una organización que lucha contra la violencia de género, ya que tras difundirse el caso, el gobierno de la provincia de Santa Fe informó que se hará cargo de los costos del traslado, que iniciarían el miércoles.

Oriundo de Rosario, Juan Ignacio estudió la carrera de Traductorado de inglés y trabajó como operador en una radio local antes de emprender una vida de viajero. Previo al paso por tierras ecuatorianas había estado en Mancora, Perú. Y luego tenía planeado continuar su periplo por Colombia.

Fuente EP Mundo Infobae
Cargando...
Cargando...