Francia liberará a yihadistas fichados por radicalismo islámico

La ministra francesa de Justicia, Nicole Bellobet, aseguró que entre este 2018 y el 2019 saldrán en libertad en Francia unos 450 presos que han cumplido penas por terrorismo yihadista o condenados por otros delitos que, además, están fichados por radicalismo islámico.

Explicó además que las alertas están elevadas para tomar las medidas de precaución correspondientes.

En entrevista con RMC y BFMTV, la ministra explicó que hay un estimado de 500 internos por terrorismo islamista y, de ese grupo, saldrán de la cárcel una veintena en 2018 y una treintena en 2019.

A esos se añadirán otros 400 identificados por su radicalismo islámico que están en prisión por delitos comunes, de un total de 1.200 en los centros penitenciarios con una condena más larga.

Belloubet insistió en que el gobierno de Emmanuel Macron está movilizado para el monitoreo de esas personas ante el riesgo de reincidencia una vez en libertad: “Anticipamos su salida y les seguimos de forma extremadamente precisa”.

No obstante, un alto responsable francés de la lucha antiterrorista ha advertido que vigilar permanente todos los perfiles sospechosos de radicalismo está fuera del alcance de cualquier unidad de inteligencia del mundo.

“Los seguimos paso a paso”, subrayó después de indicar que esos presos son objeto de fichas de información elaboradas en la cárcel y que cuando salen en libertad esos documentos se transmiten a los servicios secretos.

“La vigilancia de un sospechoso 24 horas al día implica de 20 a 30 policías”, señala con pesimismo. “Hagan el cálculo”.

Le Parisien, que había avanzado hoy la cifra de 450, precisó que los que van a ser liberados en 2018 y 2019 no son autores de atentados, ya que la inmensa mayoría de esos están todavía en espera de juicio.

Un precedente que atemoriza

Aunque muchos de este tipo de prisioneros puedan haber pasado la página y salido del extremismo, está en mente de todos los investigadores el ejemplo de Cherif Kouachi, autor, con su hermano Said, del ataque contra el semanario Charlie Hebdo, que dejó 12 muertos en enero de 2015.

Cherif había sido encarcelado en 2005 y 2006 por pertenecer a una filial de un grupo yihadista cuando estaba determinado a viajar a Irak para recibir instrucción. Fue condenado en 2008, pero quedó en libertad. Era vigilado y durante varios años estuvo sometido a escuchas que nunca arrojaron nada, aparte de alusiones a microtráficos. Para despistar a las autoridades, los hermanos usaban las líneas de sus parejas.

Fuente EP Mundo Infobae
Cargando...
Cargando...