Frustran un atentado y un Gobierno niega su implicación

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, negó cualquier implicación de su Gobierno en el atentado frustrado contra la oposición iraní en Francia y considera un complot lo sucedido.

“Qué conveniente: justo cuando nos embarcamos en una visita presidencial a Europa, una supuesta operación iraní y sus conspiradores fueron arrestados”, escribió Zarif en su cuenta de Twitter en las últimas horas.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, viajó a Suiza coincidiendo con el anuncio de que seis personas habían sido detenidas en Francia, Bélgica y Alemania por un atentado frustrado contra un encuentro de la oposición iraní en el exilio, que tuvo lugar este sábado en las afueras de París.

“Irán condena inequívocamente toda violencia y terror en cualquier parte, y está dispuesto a trabajar con todos los interesados en descubrir lo que es una siniestra operación de bandera falsa”, agregó Zarif.

Con el término “operaciones de bandera falsas” se suelen designar operaciones encubiertas de gobiernos u otras organizaciones diseñadas para hacer creer que fue otro el que cometió la acción.

El opositor Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI), con sede en París, aseguró que el atentado lo planearon “terroristas del régimen clerical en Bruselas, con la ayuda de diplomáticos” de la República Islámica.

El CNRI destacó que el diplomático iraní detenido en la operación, identificado como Asdollah A. y destinado en Austria, fue el cerebro principal de la operación.

Este consejo en el exilio está integrado por el grupo Muyahidin al Jalq, que renunció a la violencia hace años pero es considerado terrorista por Irán.

En su mitin del sábado, los opositores iraníes y algunos de sus aliados occidentales consideraron “inevitable” el derrocamiento del régimen de Teherán debido a las protestas que de forma intermitente han sacudido Irán desde diciembre.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...