Funcionarios de Trump reciben una sorpresa en Washignton

Cuando se trata de protestas, ni los funcionarios más experimentados están preparados para reaccionar. Con la agudización de la polémica por la política migratoria de la Casa Blanca y la separación de las familias de migrantes que ingresan en EE.UU. de manera ilegal, los miembros de la Administración de Donald Trump sienten en carne propia la ira de algunos ciudadanos.

Los casos de acoso a funcionarios en Washington han llamado la atención del diario The Washington Post, que instó a que “dejen que el equipo de Trump coma tranquilamente”.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen

El 19 de junio, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, que defendió públicamente la política de ‘tolerancia cero’ de Trump para frenar la migración ilegal, fue a un restaurante mexicano en Washington, donde se encontró con una docena de manifestantes.

Permaneció sentada más de diez minutos bajo cánticos ‘¡Qué vergüenza!’ y ‘¡Fin a la separación de las familias!’. “¿Cómo te atreves a pasar la tarde cenando aquí siendo cómplice de la separación y deportación de más de 10.000 niños separados de sus familias? ¿Cómo puedes disfrutar de una cena mexicana mientras deportas y encarcelas a decenas de miles de personas que vienen a EE.UU. en busca de asilo?”, le preguntó uno de los participantes en la protesta.

Finalmente, Nielsen que, según otros clientes del establecimiento, intentó al principio fingir que no pasaba nada, acabó por abandonar el restaurante.

El consejero presidencial Stephen Miller

Otro caso es el del consejero presidencial Stephen Miller, considerado uno de los ideólogos de la política migratoria de Trump, que un día pidió sushi para llevar en un restaurante de comida japonesa cerca de su casa en Washington y fue seguido luego por la calle por un camarero que le mostró sus dos dedos medios mientras le maldecía.

Tras esto, Miller tiró su pedido a la basura por miedo a que algún empleado hubiera escupido en su comida o hubiera puesto algún ingrediente no deseado, según contó posteriormente a sus colegas de la Casa Blanca. Además, grupos de manifestantes también se congregaron cerca de su apartamento para mostrarle su repudio.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...