Gesto de una perra callejera con un viejito perdido le cambia la suerte

Estrella, la perra callejera que siguió y cuidó durante toda la noche de un anciano que se había extraviado, es recompensada finalmente por su gesto.

El pasado viernes, Francisco se perdió en un monte cercano al municipio valenciano de Burriana a causa del alzheimer que padece. Entonces,

No se separó de él ni un momento, aunque el hombre no lo recuerda. Cuando los agentes le encontraron sano y salvo, se hicieron cargo del animal, que ahora ha adoptado la familia de Francisco y ha bautizado con el nombre de Estrella. Es el final feliz de una historia que demuestra, una vez más, aquello de que el perro “es el mejor amigo” del ser humano.

Tras la desaparición de Francisco, su familia dio la voz de alarma y avisó a la Policía Local y a la Guardia Civil. Estos peinaron la totalidad del término municipal hasta encontrarlo: fue el sábado 1 de septiembre sobre las 8 horas. Lo encontraron con la perra, que no quería separarse del hombre ni siquiera cuando lo trasladaron al hospital en ambulancia.

El animal también fue atendido en una residencia canina y ya se ha recuperado de la desnutrición que sufría. Hoy ya vive en su nuevo hogar, con Francisco y su familia.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...