Hacer la prueba de conducir con estas dos señoras era un tiro al piso

Imposible de fallar, igual que pegarle un tiro al piso. Así era hacer la prueba de conducir a cargo de dos empleadas del Departamento de Vehículos (DMV) de la Florida. Ni siquiera había que mover al auto.

Dos empleadas del Departamento de Vehículos (DMV) de la Florida fueron arrestadas esta semana en el Condado Broward por haber entregado licencias de conducir a individuos que no realizaron su examen práctico.

Lori Andre, de 32 años, y Brittany Jones, de 29, fueron acusadas de 16 cargos que incluyen asociación delictiva, mal comportamiento de un funcionario público y fraude de licencias de conducir.

A ambas mujeres se les fijó una fianza de $6,000.

De acuerdo con el reporte del arresto, al que tuvo acceso el canal Local10, Andre y Jones falsificaron documentos del examen práctico de conducir de varias personas para que pareciera que habían completado satisfactoriamente la prueba.

Luego, las mujeres les otorgaron la licencia de conducir de la Florida a esos mismos individuos.

Las autoridades tienen conocimiento de al menos cinco personas que se beneficiaron por los delitos de Andre y Jones. Se desconoce si esos individuos fueron o serán acusados.

¿Soborno?

Los documentos del arresto no hacen mención a si las mujeres recibieron dinero, o cuánto, por haber emitido ilegalmente las licencias.

“El departamento se compromete a mantener la integridad de sus procesos para garantizar la seguridad en las vías”, indicó Terry Rhones, director ejecutivo del Departamento de Seguridad de las Carreteras de la Florida, en un comunicado al canal NBC6 .

“Realizamos rutinariamente revisiones de control de calidad en las operaciones, buscando cualquier anomalía que pueda indicar fraude. Como en este caso, los hallazgos se investigan y los sospechosos de arriesgar la seguridad de los floridanos son encausados con todo el rigor de la ley”.

Rhones agregó que ambas mujeres han sido despedidas.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...