Saltar al contenido
26
May

Hallan un bote con una fatídica inscripción que eleva las alarmas

Un bote con un líquido de color marrón rojizo y una etiqueta con la inscripción “Filoviriade Ebola Virus Arn” hallado este viernes por la noche por una vecina en el portal de un edificio del centro de Palma activó el dispositivo especial de prevención ante enfermedades altamente infecciosas por sospechas de ébola en la capital balear. Aunque los investigadores apuntan a que todo podría tratarse de una broma, la muestra será remitida al instituto Carlos III de Madrid para ser analizada y determinar si está infectada con el virus.

Los hechos se produjeron pasadas las ocho de la tarde, cuando una vecina de la céntrica calle Archiduque Luis Salvador de Palma telefoneó a los servicios de emergencia comunicando que había encontrado encima de los buzones del portal un bote similar a los utilizados para recoger muestras de orina con una pegatina en la que ponía “ébola” y un líquido marrón rojizo en su interior. El aviso provocó la activación de los protocolos previstos para casos de alerta infecciosa grave e implicó a miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad, técnicos de salud y operarios de limpieza.

La zona fue acordonada por la policía para cortar el acceso y los vecinos del bloque fueron recluidos en sus casas. Al edificio se desplazaron dos técnicos de salud protegidos con trajes especiales que precintaron el frasco y lo trasladaron al hospital de referencia de Son Espases. El bote está siendo conservado a 80 grados bajo cero en el departamento de Microbiología a la espera de ser trasladado a Madrid. Mientras tanto, los operarios de limpieza de la empresa de aguas municipal procedieron a desinfectar el inmueble, que recuperó la normalidad horas más tarde.

Posible gamberrada

Fuentes de la investigación aseguran que la principal hipótesis que barajan es la de una gamberrada, dado que la inscripción que figura en el recipiente contiene faltas de ortografía y no cuenta con el etiquetaje habitual de las muestras sanitarias. De forma paralela, la Policía Nacional ha abierto una investigación para encontrar a la persona que pudo dejar el frasco en el portal y derivar responsabilidades en caso de tratarse de una broma.

Fuentes de la Conselleria de Salud explican que han estado durante toda la jornada del sábado en comunicación con el Ministerio de Sanidad para coordinar el dispositivo y la logística que permita remitir la muestra al Instituto Carlos III, que podría ofrecer los resultados en menos de 48 horas. La dirección de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ha comunicado que trabaja “en total coordinación” con la administración balear y ha hecho una llamada a la “tranquilidad” porque están funcionando todos los protocolos de seguridad definidos para atender este tipo de situaciones.