Henry Cavill tiene miedo de ser visto como un violador

El tema de abuso y acoso sexual sigue siendo presente e importante, por lo cual no es de extrañar que a muchas personalidades se les pregunte su opinión al respecto y que por su puesto muchos de ellos metan la pata a la hora de responder.

Esto es lo que le ha pasado al actor Henry Cavill, quien en plena promoción de ‘Misión Imposible: Fallout’ ha realizado una entrevista para GQ Australia dejando alguna que otra perlita. Durante la entrevista se le ha preguntado por el movimiento #MeToo, del que varios actores y actrices hollywoodienses ya se han hecho eco. El actor de ‘Liga de la Justicia comenzó de forma correcta su respuesta argumentando:

“He tenido la suerte de no estar cerca del tipo de personas que se comportan de esa manera, y no tengo constancia de algún momento en el pasado en el que debería haber evitado alguna actuación de este tipo. Sé que ha habido situaciones con personas con las que he trabajado que quizás estén demasiado familiarizadas con algunas de las actrices. Pero, siempre me acerqué a ellos y les dije: ‘Oye, ¿estás bien? Eso es espeluznante’. Las cosas tienen que cambiar, es importante retener las cosas buenas y deshacerte de las malas”.

El problema surge cuando el entrevistador le pregunta sobre si el famoso caso le ha hecho reflexionar sobre su comportamiento con otras mujeres, a lo que el actor respondió:

“Me gusta pensar que nunca he sido así. Creo que en la actualidad, si alguien ilustra algo de forma demasiado dura, puedes pensar: ‘bueno, esta bien, sí, cuando lo dices así, quizás’. Pero es una cosa tan delicada de decir porque hay coqueteos que, por ejemplo, en un ambiente social tienen contexto, y es aceptable y eso también me lo han hecho a mí de vuelta”.

Relata el conocido interprete que le da vida al hombre de acero, quien asegura que no ve nada de malo en cortejar a una mujer:

“Las cosas tienen que cambiar, por supuesto, también es importante mantener lo bueno, lo que era una cualidad en el pasado, y eliminar lo malo, hay algo maravilloso en un hombre cortejando a una mujer, es un enfoque tradicional, y eso está bien, creo que una mujer debería ser cortejada, pero quizás soy un poco iluso por pensar eso”.

El actor afirma que hoy en día hay muchas reglas referente al cortejo, y también que se siente algo temeroso de que su coqueteo pueda confundirse con una conducta indebida: 

“Es muy difícil hacerlo si hay ciertas reglas, porque entonces piensas: ‘Bueno, no voy a ir a hablar con ella porque me van a llamar violador o algo así’. Así que te quedas pensando: ‘Olvídalo, en vez de eso voy a llamar a un ex novia y volver a una relación que nunca funcionó’. Pero es mucho más seguro que lanzarme a las llamas del infierno, porque soy una persona pública, y si voy a coquetear con alguien, quién sabe lo que pasará. ¿Ahora? Ahora no puedes ir detrás de nadie más allá de un ‘No’. Te quedas pensando: ‘oye que bien’. Pero entonces piensas: ‘¿por qué te rendiste?’. Y la respuesta que te das es: ‘bueno, ¿porque no quiero ir a la cárcel?'”.

Fuente EP Mundo eCartelera
Cargando...
Cargando...