Hermanos empresarios fueron a cobrar una deuda y terminan muertos (+Detalles)

Una conmoción ha causado el asesinato de los hermanos Mario Alejandro y Juan Ernesto Merentes Alfonzo, de 35 y 26 años, respectivamente, cuyos cadáveres fueron encontrados la mañana del viernes 2 de noviembre en una vivienda ubicada en la carrera 27, entre calles 13 y 14 de Barquisimeto, estado Lara.

Según las investigaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), los jóvenes empresarios fueron a cobrar una deuda de 10.000 dólares a Ivanhone Josafat Rangel Ledezma, presunto asesino, por la venta de una máquina minadora de bitcoins.

Una de las víctimas envió un mensaje a su esposa antes del homicidio, lo que permitió conocer el lugar donde estuvieron por última vez los hermanos Merentes, quienes fueron asesinados a tiros y luego enterrados aproximadamente a dos metros bajo tierra en la vivienda, que se encontraba en construcción.

Se determinó que el homicidio ocurrió el jueves, aproximadamente a las 7 pm, porque en la madrugada, cuando desenterraron los cuerpos, aún no presentaban rigidez. Cada víctima presentó seis tiros.

El vehículo de los jóvenes empresarios fue encontrado abandonado en el centro comercial Babilon, al oeste de Barquisimeto. Ambos eran propietarios de una empresa de venta de insumos eléctricos, ubicada en la Zona Industrial de Barquisimeto.

Se supo que este sábado 3 de noviembre, Rangel Ledezma, miembro de una iglesia evangélica del este de Barquisimeto, sería presentado en los tribunales para continuar con las investigaciones de este crimen.

De forma extraoficial se conoció que habría confesado dónde había enterrado a las víctimas.

A los jóvenes le sobrevive una hermana, su madre y su abuela materna. Mario Merentes deja huérfanas a dos niñas.

Fuente EP Mundo El Pitazo
Cargando...
Cargando...