Hijos rencorosos publican un obituario que dejó a todos pasmados

Su madre se portó mal con ellos, y cobraron venganza luego de su muerte con un esperpéntico obituario.

Uno de los obituarios publicados por el diario Redwood Falls Gazette ha causado sensación y gran impacto en la Red. En la esquela que ha publicado el texto, los hijos de una fallecida le dedican una fría y dura despedida tras haber sido abandonados por ella.

Hay diferentes formas de plasmar el dolor entre las páginas, desde un pequeño artículo informativo hasta una despedida emotiva recordando con bonitas palabras al fallecido. Pero, como era de esperar, la esquela que ha despertado multitud de opiniones en las redes sociales se aleja mucho del prototipo de texto al que los lectores están acostumbrados.

El contenido que tanta polémica ha suscitado ha sido la que escribieron los hijos de Kathleen Dehmlow a su difunta madre. En un principio, los dos primeros párrafos del texto no suelen salirse de la norma pero según se avanza en la lectura se puede ver el rencor y el dolor con el que se escribió esta fría despedida.

“Kathleen Dehmlow (Schunk) nació el 19 de marzo de 1938, hija de Joseph y Gertrude Schunk en Wabasso. Se casó con Dennis Dehmlow en St. Anne’s en Wabasso en 1957 y tuvo dos hijos, Gina y Jay. En 1962 se quedó embarazada del hermano de su marido, Lyle Dehmlow, y se mudó a California. Ella abandonó a sus hijos, Gina y Jay, que luego fueron criados por sus padres en Clements, el Sr. y la Sra. Joseph Schunk. Falleció el 31 de mayo de 2018 en Springfield y ahora se enfrentará a su juicio. No será extrañada por Gina y Jay, que entienden que este mundo es un lugar mejor sin ella”, mostraba el texto.

Nada más ser compartida en las redes sociales, muchos usuarios criticaron duramente al medio de comunicación por publicar y mostrar a sus lectores este frío obituario y aseguraron que la fallecida merecía respeto tras su muerte.

Fue entonces cuando Redwood Falls Gazette quiso responder a todos aquellos que les criticaban y aseguró que muchos de los trabajadores, incluido el editor, del diario se habían quejado pero que fueron “desautorizados” por cargos superiores.

Fuente EP Mundo Cuatro
Cargando...
Cargando...