Saltar al contenido
30
Nov

Horóscopo chino 2019: predicciones para cada signo

Actualizado: 30/11/2018 16:23

Ludovica Squirru trae las predicciones del horóscopo Chino 2019. El año del cerdo un animal cuya energía fija es la del agua. Su energía opuesta es la tierra, pero aquí no hay conflicto sino cooperación, por lo que será un año fértil.

Pero la fertilidad viene con un precio a cambio de todos los beneficios, hay que tener especial cuidado con la salud. Las enfermedades de carácter crónico serán el gran tema, particularmente las que refieren al sistema digestivo.

Lo que veremos es que la atención de los medios flotará alrededor de enfermedades como la diabetes, el cáncer de estómago, las infecciones estomacales agudas, la gastritis y la salud mental, que está ligada a los trastornos obsesivo-compulsivos.

Predicciones del horóscopo Chino 2019 por Ludovica Squirru

El secreto este año será no exagerar con el azúcar, el jarabe de alta fructosa y las obsesiones. No hay que rebasar la escala: mesura ante todo.

Por otro lado, los años del cerdo son para bailar, para comunicar con todo el cuerpo. El cerdo no se mide, desea arte y detalles, pero también desea sentirse útil, que su punto de vista y conocimientos importen en su familia y comunidad.

Este año lo pondrá a prueba, ya que la energía tierra es más reflexiva, no expresa directamente, se guarda todo para después abrirse poco a poco.

Horóscopo Chino 2019: predicciones para cada signo

A continuación se presentamos las predicciones del horóscopo chino para cada signo, que forman parte del libro Horóscopo Chino 2019. Año del cerdo de Tierra, de Ludovica Squirru Dari.

Horóscopo Chino 2019: RATA

  • Nacidos en los años 1912, 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996 y 2008

En el 2018 (año del perro), muchas ratas volvieron a su centro, origen, vocación, y dejaron atrás el pasado. Por eso, su cómplice, socio y gran amigo el cerdo las acercará a nuevas formas de vivir con talento e imaginación.

La rata sabe lo que es esconderse en la madriguera, en alacenas, en los oscuros y húmedos recovecos del alma ajena hasta socavar las membranas y perforarlas. Las oportunidades −a través de nuevos contactos regionales, nacionales e internacionales− se abrirán como la flor de loto.

Milagros en pequeña y gran escala acompañarán a la rata con viento a favor.

Su espíritu estará liviano, comprensivo, atento para acompañar a los más humildes, frágiles, necesitados.

La roedora que haya pagado sus deudas interiores estará lista para dar un salto cuántico.

Será muy cotizada, valorada y respetada en el campo profesional. Pondrá su empresa o su pyme con socios. Podrá reconciliarse con sus íntimos enemigos, saldar deudas y festejar con alegría el nuevo tiempo.

Retornará a la naturaleza: su lugar en el mundo, armará su madriguera con energía renovable: eólica, solar, y será pionera en el arte de insertarse en un mundo en crisis.

La expansión será calma, serena y solidaria. Sentirá deseos de reunir a la constelación familiar y dar a cada uno parte de su patrimonio económico, cultural, de recetas ricas y buenos consejos para la lucha en el día a día y la sobrevivencia, algo que conoce a la perfección.

El acercamiento abarca desde lo humano hasta lo cósmico. Es un abanico de posibilidades internas que se desarrollarán con armonía, sentido común y visión.

La rata estará más demandada y sociable que de costumbre.

Podrá elegir qué hacer y se adaptará a nuevos horarios que le dejen más tiempo para el ocio creativo y el cultivo de una huerta aromática, para realizar artesanías, trabajos grupales como comedores escolares, y se le ocurrirán muchas ideas que la renovarán por dentro y por fuera.

La prevención, precaución y los cambios bruscos de timón serán guiados por su intuición.

Estará dispuesta a convocar a viejos amigos, maestros, celebridades que le aporten un nuevo GPS para salir de la crisis que la visitará en el octavo mes.

Tiempo de concienciar un nuevo mapa del alma, de sus espejismos y miedos, y transmutarlos en acciones pacíficas y solidarias.

Año de cosechar lo que sembró en el pasado, de repunte anímico y emocional, y consolidación de una relación.

La rata −que por su astucia y ventajismo fue el primer animal que llegó a Buda cuando él los convocó− recuperará su exquisito sentido del humor, percepción, clarividencia, y nos dará esperanza al resto de los mortales.

Horóscopo Chino 2019: BÚFALO

  • Nacidos en los años 1913, 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997 y 2009

Para el búfalo, el año entero 2019 será frenético, sin descanso alguno. Mientras no intente competir de más y trabajar hasta romperse, no habrá problemas.

Tendrá golpes de inspiración que llenarán su agenda. El secreto para llevarla tranquila será limitarse a hacer una o dos cosas al día, si no, puede perder su centro y no concretar bien lo que es más importante en su vida.

Necesitará practicar el wu wei para no dejarse manipular por los que no pasarán por un buen año. Tendrá tantos viajes y cambios que le costará trabajo intimar y mantener contacto con su gente querida. Hay posibilidades de realizar un cambio permanente, por lo tanto esa sensación de permanencia deberá ser lo más cómoda posible.

Su imaginación lo transportará telepáticamente a reencuentros con gente de diversas culturas y generaciones.

Tendrá estímulos nuevos debido a su apertura y podrá analizar cada día con paciencia china, disecando sus movimientos con precisión de reloj suizo.

El buey intuye que es tiempo de reserva, de poner en orden papeles, testamento, o su trabajo de toda la vida.

Aumentará su visión interna, aceptará sus zonas erróneas y pedirá disculpas con retraso a quienes ofendió o hirió en sus sentimientos.

El tiempo de estar expuesto será reemplazado por una temporada en la sabana, en los arrozales, en ríos y campos, donde recordará sus acciones con el prójimo.

El cerdo lo aprecia y valora. Sabe que su motor y su energía son fundamentales para entusiasmar a los que están deprimidos u oprimidos. Conoce su silencio y lo respeta.

Aprecia su capacidad laboral y algunas veces se aprovecha de ello. El amparo que le dará al buey será negociable; dependerá de sus excesos, vicios o embestidas con el resto del zoo chino.

El búfalo podría pasar de ser un monje trapense a ser un libertino, y sus necesidades oscilarán como un péndulo si no tiene contención afectiva.

Es un año para dedicarse al cultivo de la granja, de las especies aromáticas, las hierbas que curan enfermedades y las flores de estación.

Estará acompañado por alumnos, parientes, y tal vez aparezca un amor de antaño con propuesta de matrimonio y algo más.

El búfalo que no tenga expectativas será recompensado con creces. Administrará su energía con inteligencia emocional y será guía espiritual de quienes se encuentran sin rumbo.

Su salud mejorará notablemente si se muda a la naturaleza. Surgirán ideas revolucionarias. Será una usina de energía eólica, lunar y solar perenne.

Horóscopo Chino 2019: TIGRE

  • Nacidos en los años 1914, 1926, 1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998 y 2010

En 2019, año del cerdo, el tigre andará iracundo. Estará más yang, más ambicioso. Sentirá ganas de devorarse al mundo entero, pero podría atragantarse.

El i ching le pronostica la duración en el tiempo porcino, y es un hexagrama positivo si el tigre valora, preserva y evalúa sus logros a través de años de adversidad.

Su adaptabilidad marcará su nueva etapa: pondrá su energía en “achancharse” en el chiquero y reformular su vida con las prioridades domésticas, familiares, cotidianas, integrando a los excluidos dentro de la constelación familiar y en la tribu del zoo.

Las propuestas que recibirán tigres y tigresas serán muy favorables y podrán contar con el apoyo de sus socios, jefes o superiores para proyectarse a corto y mediano plazo.

Su experiencia será muy valorada, el entusiasmo lo bendecirá con personas que confiarán en su certera conducción y nuevamente formará un equipo de gente joven y de su generación que hará fluir una nueva manera de vivir en épocas de crisis y cambio de paradigma.

“Ser perseverantes durante los cambios y las transformaciones”, les aconseja el i ching. Su estabilidad emocional es clave para aceptar la partida de miembros de su familia, de amigos, o la renovación y reformulación de su pareja con quien compartió grandes hazañas y apoyo incondicional en diferentes etapas de la vida.

El estado anímico del felino oscilará como un péndulo; el secreto será no dejarse influenciar por el cambio geopolítico, social, cultural del mundo, del país y de su comunidad.

La naturaleza llama al tigre para salir de las grandes urbes. Podrá equilibrar descanso y ocio creativo con terapias alternativas y mucho tao del amor y del sexo.

El cerdo admira al tigre por su audacia, intuición, capacidad de liderazgo, liviandad del ser y convicciones a la hora de actuar; y ahora tendrá un lugar protagónico en su vida, será el alma, la llama sagrada para brindarle apoyo en cada decisión que tome, y lo inspirará como Sherezade en Las mil y una noches.

La liberación del felino estará relacionada con su conciencia.

En épocas en que el mundo se estanca, se paraliza en el barro, el tigre saldrá de cacería en la selva para proveer a su comunidad de alimentos, ideas, asistencia social y humanitaria.

El tigre conoce como ningún signo las adversidades e inclemencias del nuevo tiempo y, como los camellos en el desierto, acopiará fuerza, agua, energía sustentable para administrar a los suyos.

La ansiedad o estados alterados no lo ayudarán a lograr la inteligencia emocional que necesita para sus planes.

Golpes de suerte en el azar y en negocios inmobiliarios lo estimularán para asentarse en un lugar en la naturaleza.

Podrá criar hijos, sobrinos, a sus amadas mascotas, desarrollar su parte artística, literaria y musical, recuperar el buen humor, las habilidades domésticas, y hacer las paces con exparejas llegando a acuerdos legales que eviten La guerra de los Roses.

Año de balance, reflexión, solidaridad y despegue en el rumbo de su vida en los próximos siete años.

Horóscopo Chino 2019: CONEJO

  • Nacidos en los años 1916, 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000 y 2012

En 2019, el conejo estallará a la menor provocación. Sin embargo, la combinación de energías hará de él un ser mucho más osado que en otros años. Tendrá la energía vital fuerte, lo cual le dará motivos para vivir y soñar despierto con lo que quiere cambiar en su entorno. Su poder de convocatoria mejorará, y estará en condiciones de convertirse en líder de cualquier grupo de personas.

El cerdo es el mejor amigo, socio, aliado y cómplice del conejo, por eso les desea que su año represente un manantial de alegría, paz, sabiduría y especialmente amor y sanación en las relaciones afectivas, familiares, laborales y sociales.

Comenzarán el año chino festejando con placeres dionisíacos y báquicos.

El i ching los favorece con el hexagrama 48 “El Pozo de Agua”. Desde sus profundidades recuperarán su esencia, su tao (camino), su originalidad, sentido del humor y talento.

Este tiempo es muy favorable para el conejo, que podrá seducir al cerdo sin escrúpulos y obtener su protección y buena energía.

Sus planes a corto y mediano plazo serán elaborados con sensatez y sentido común, sopesando los factores en pro y en contra del tiempo mundial y su crisis política, económica y social.

Su creatividad florecerá como en primavera y podrá contagiar a los más débiles e indefensos con ideas prácticas, altruistas y sensatas.

Su voz y su estrategia serán valoradas, y el zoo se acercará en busca de consejos y ayuda material.

En la familia habrá reconciliaciones, aceptación de las diferencias y los límites propios y ajenos para no interferir en el karma.

Inesperadas situaciones familiares lo pondrán al frente de la familia y resolverá los problemas con madurez y eficacia.

Estará dispuesto a viajar, a instalarse una temporada en otra ciudad o país y explorar el nuevo terreno para construir su casa con buen feng shui.

Su corazón inestable encontrará paz y podrá establecer un vínculo maduro y con desapego.

El i ching le dice: “En términos prácticos habla del estado natural, el funcionamiento básico del ser humano, de la sociedad, que si se cuida y se sabe dirigir, logrará grandes cosas. Es necesario tener la mente abierta, dejar atrás preconceptos para viajar al origen de la fuente primigenia”.

Es el momento de buscar la verdad en cada situación, pues así podrá salir adelante. Tiempo de desechar gente tóxica y vampiros que le chupen el prana.

El mejor año para reinventarse, salir de la chimenea, del sofá y los almohadones de seda para conocer lo que pasa en el barrio, la ciudad, el país y el planeta, y para ser un animal benéfico para los demás.

Su amigo el cerdo lo necesita para sus alianzas y estrategias políticas; sabe que la ductilidad y el sex appeal del conejo son clave para conquistar nuevos votos en la comunidad de los hombres.

Año de grandes logros, con saltos cuánticos.

Horóscopo Chino 2019: DRAGÓN

  • Nacidos en los años 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001 y 2013

El 2018, año del perro no trató bien a los dragones. Demasiados cambios, demasiadas rupturas, accidentes, robos, pérdidas. El 2019, año del cerdo no será mejor por todos los cabos sueltos que ha dejado atrás y por tratar de apresurar las cosas.

El año del cerdo trae posibilidades para formalizar una relación amorosa nueva o reciclada, y también será un tiempo de rumores. Habrá falta de comunicación con los demás, por eso tendrá que aprender a hablar con las personas sin adivinar primero lo que cree que están pensando. Se verá rodeado de gente superficial que lo buscará como si fuera un entretenimiento, por lo tanto se le recomienda no pasar mucho tiempo metido en las redes sociales.

Su humor será como el cambio climático; habrá que estar preparado para los bruscos escenarios en los que deberá demostrar cordura, lucidez, sentido común y ganas de «escuchar» sus zonas erróneas, alienadas y confusas para purificarlas y domesticarlas.

El i ching le habla del equilibrio entre ambas partes: la necesidad de estar bien físicamente, haciendo taichí, yoga, fitness, deportes y sobre todo retornar al tao del amor y del sexo.

Es conveniente que vuelva a la medicina china, ayurveda, a la herboristería y a la sanación pránica antes de automedicarse, iniciar una operación quirúrgica o decidir algún cambio externo en el look.

Necesitará compartir sus sentimientos, dudas y decisiones con amigos íntimos, pareja o club de fanes.

La evolución en cada etapa o sección de su vida: anímica, espiritual, familiar, social, en la comunidad será a través de la nutrición que elija para cada día; deseche las relaciones tóxicas y a quienes lo vampirizan.

El cerdo le demandará más de lo que puede dar: su fuerza espiritual será un motor que ayudará a la gente en momentos de decisiones clave.

Aprenderá finalmente a balancear el yin-yang; hará meditación dinámica, hoponopono, y las técnicas orientales como zazen. Sentirá que cada día es un desafío como escalar el Champaquí sin guía de turismo.

Apelará a sus voces interiores, a los maestros, nahuales y espíritus protectores para estar en armonía, sinergia, paz antes de actuar y generar el boomerang.

El año del cerdo encontrará al dragón desnudo como Diógenes al encontrarse con Alejandro Magno.

Su verborragia transmutará al silencio de los monjes en el Tíbet, su exhibicionismo al minimalismo, su inconsciencia a conciencia.

En la familia habrá cambio de roles, y delegará responsabilidades dejando atrás el rol de Superman o Superwoman.

La profesión será regada con nuevas ideas y la participación de otras culturas que le aportarán originalidad y creatividad.

Año de situaciones inesperadas que resolverá con maestría, cambios en la profesión u oficio que lo revitalizarán y brindarán más foco en el futuro.

Horóscopo Chino 2019: SERPIENTE

Nacidos en los años 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001 y 2013

De todas las relaciones de opuestos complementarios, la más compleja, antagónica y kármica es la del cerdo con la serpiente.

El i ching les augura un buen año si ponen a favor este vínculo, que es una atracción fatal entre ambos signos, una lucha de gladiadores, una pelea en el ring, una encrucijada, un partido de ajedrez, una reconciliación de espejos sin ego, un duelo en sol mayor.

Para los chinos, los animales menos espirituales son los cerdos y los peces. Por eso, la sabia serpiente sentirá el desafío de encontrar el punto G, vulnerable, el talón de Aquiles del cerdo para tenerlo a favor y no en contra.

Las vicisitudes por las que pasó durante el año del perro han dejado al ofidio pensativo. La sensación de ser casi semidiós o Cleopatra han disminuido en las fauces del mastín que les ladró sus pecados mortales y capitales en sonido estereofónico.

Las deudas morales, éticas y económicas están en revisión con tribunales del supramundo y del inframundo.

Y como todo tiene principio y fin, la serpiente entrega su patrimonio al gran espíritu para que la ayude en “la verdad interior”. Este hexagrama es muy valioso, pues las líneas enteras y partidas están en el lugar correcto.

Los cambios son traumáticos para la serpiente; pero en el año del cerdo serán inexorables. Llegarán para cerrar ciclos y abrir otros, para conectarla con lo más profundo de su ser, desestructurarla, reinventarla y descubrir su verdadero poder.

El año será práctico; dejará de lado el show off, los escándalos mediáticos, las venganzas de «ojo por ojo, diente por diente», y comenzará a meditar, sanar, retirarse a un templo o viaje iniciático.

El gong ha llegado para quedarse y acompañarla con mantras y cánticos del Tíbet. La serpiente ordenará sus prioridades: familia, pareja, bienes, socios y amigos.

Tendrá que atravesar una temporada entre letrados y jueces para cerrar una querella, y es recomendable que lo haga a la brevedad.

Su corazón estará claro, templado, seguro; el pasado no lo atormentará y vivirá una primavera merecida, en la que sentirá que retorna el eros a su vida.

El mayor logro consistirá en esperar la oportunidad para influenciar en la psiquis del otro y lograr su objetivo.

Necesitará aliados para pagar karma, tributar, agradecer a quienes la esperaron pacientemente para su cambio de piel, metanoia, sin pedirle «ni el oro ni el moro».

La verdad interior exige renuncias y coraje.

La serpiente necesitará escucharse, tal vez como nunca se animó en esta reencarnación. Deberá practicar la compasión, el ho’oponopono, el silencio, la meditación dinámica; desovillar la constelación familiar y buscar su lugar sistémico.

El año del cerdo le traerá sorpresas agridulces, bonus track, espacios entre el sueño y la vigilia para sentirse poderosa Afrodita o Adonis.

Cambios inevitables la sorprenderán; y si se prepara interiormente será mejor el balance emocional.

Horóscopo Chino 2019: CABALLO

  • Nacidos en los años 1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002 y 2014

El 2018, año del perro, fue hasta cierto punto benéfico para el caballo, aunque lo tuvo al galope todo el año. El dinero fue el punto débil, y ahora necesitará energía para proteger los bienes y a sus seres queridos ya que el cerdo lo pondrá a prueba con gastos imprevistos, ocasionados en su mayoría por problemas de salud y sucesos onerosos de todo tipo.

Este no es un año para invertir en nada que no sea tangible. Necesitará cuidar la salud mental, emotiva y reproductiva por medio de actividades que induzcan a la risa como ver, escribir o participar en comedias.

Después del idilio con su amigo y cómplice, el perro, y un tiempo de pruebas difíciles, inesperadas, agridulces, que los convirtió en caballos mansos de abajo y de arriba, con nuevo jinete o amazona que los fue domando, su temperamento y humor cambiaron notablemente.

El cerdo le genera respeto y obediencia; sabe que lo aprecia, estimula y valora, pero que no es víctima de su seducción y carisma.

El tiempo de ser protagonista en la empresa, el trabajo o la ciudad cumpliendo un rol social y político llama a su establo. Antes hay que vencer obstáculos que lo paralizan e inmovilizan y ser decidido a la hora de actuar.

Su corazón estuvo plagado de un virus que le quitó energía y creatividad.

Problemas del afuera por celos, envidia, competencia, distintos valores éticos y morales lo llevaron a tomar decisiones judiciales y penales que serán parte del karma del año porcino.

Tiempo de madurez. La tendencia del caballo o la yegua fue siempre postergar los problemas, esconderlos, o banalizarlos con tal de no enfrentarlos.

Estará receptivo como una yegua entregada para aceptar los designios cósmicos, telúricos y buscar ayuda legal.

Su hedonismo, sensualidad y sex appeal estarán acentuados durante este tiempo: volverán los flirteos, flechazos, coqueteos entre coces, brincos y algún galope furtivo que lo espera en la calesita.

La mayor cuenta pendiente será con usted mismo: saldará deudas con socios, empresas estatales o privadas, parejas y exesposos.

Tomar resoluciones lo hará crecer sistémicamente.

Tal vez desconozca el paso de baile, y la influencia planetaria, mundial, social y política de su país lo agote.

Es recomendable que pase una temporada en la naturaleza, visualizándose dentro de un tiempo con una vida más saludable, estable y feliz.

Los amigos lo respaldarán, lo apoyarán en sus nuevas ideas y encontrará eco para desarrollar “equinoterapia”.

El i ching le aconseja: «Algún elemento externo, un obstáculo o una persona destructiva está causando entorpecimiento. Este problema no desaparecerá hasta que se averigüe quién o qué lo ha provocado.

Una vez identificado el origen, se actuará con determinación y se evitarán males mayores.

“No conviene retirarse, hay que enfrentar con resolución cualquier problema que se presente. Actuando así, puede resolverse cualquier problema que se presente”.

Año de decisiones que serán los cimientos del futuro.

Horóscopo Chino 2019: CABRA

  • Nacidos en los años 1919, 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003 y 2015

La cabra viene arrastrando las consecuencias de todo lo hecho y no hecho desde el 2017, año del gallo. Al pasar por el año del perro (2018), su tiempo libre se convirtió en un recurso no renovable, y ahora viene el cerdo 2019 a rescatarla.

El año del cerdo será un año perfecto para ahorrar, concretar proyectos, mejorar la salud, amar y ser amado. Solo si pone empeño de su parte y se decide a cambiar lo que ya no necesita por actitudes y objetos más útiles para su desarrollo integral podrá vivir este año como uno de los mejores de su vida.

De no hacer eso, se quedará en el mismo atoramiento de siempre y este año será solo una sucesión de días más o menos agradables sin más recompensa que la existencia a secas. ¡Hay que aprovecharlo al máximo!

Como ocurrió con la lámpara de Aladino, su vida se transformará en una temporada de plenitud, abundancia y celebración de rituales de gratitud y sanación que estabilizará su salud holísticamente.

Dentro de los años benéficos que tiene la cabra, el año del cerdo es uno de los mejores para iniciar un nuevo ciclo o poner en orden las prioridades de su vida.

Y al recuperar el buen humor, la creatividad, el contacto social con sus seres queridos, florecerá como una magnolia.

La cabra será reconocida y premiada en su carrera y profesión.

Tendrá ofertas tentadoras en su país, y también en el exterior para asesorar e iniciar con éxito nuevos emprendimientos.

Con liviandad del ser desplegará su arsenal multifacético: simpatía, talento, originalidad y trabajo.

Ofrecerá posibilidades a los más débiles y excluidos y formará ONG, centros de ayuda espiritual, social y sustentable en la comunidad.

El i ching le aconseja: “Llega una época de grandes logros y éxitos, y aunque probablemente sea breve, se debe aprovechar al máximo. Todo lo que te propongas se hará realidad, es tu momento y no debes temer, pues solo quienes estén seguros de sí mismos podrán sacar todo el partido de la situación.

Es normal que sientas la aflicción de quien sabe que esta gran época no dura para siempre, pero no te dejes arrastrar por ello. Disfrútalo, si has llegado hasta aquí es porque has trabajado mucho para ello. Tienes las capacidades y los conocimientos para sacarle partido. Todo está de tu parte, porque estás en el lugar al que aspirabas y en el que debes estar, y el miedo no ha de entrar en tu corazón”.

Es un año en el cual todas las postergaciones y sacrificios realizados tendrán su recompensa.

Horóscopo Chino 2019: MONO

  • Nacidos en los años 1920, 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004 y 2016

Para el mono, el 2019 será un año de altibajos. Primero, aún bajo el cobijo del perro, el mono deberá guardar energía para que a partir del inicio del año del cerdo, en febrero, pueda convivir con el mayor decoro posible en el chiquero. El mono querrá seguir con su ritmo de siempre, pero el año no se presta para ello.

Tendrá mucho trabajo, sobre todo en el plano emocional. Este año será para aprender a hacer su vida en un ambiente variado: unas veces difícil, y otras demasiado fácil como para parecer verdadero, y de pronto de nuevo será complicado. Se sentirá drenado constantemente, como si fuera la madre soltera de un nene de dos años. La recomendación general es que trate de organizar mejor los pensamientos por medio de terapia o alguna disciplina artística, y que administre mejor su tiempo libre.

El año del cerdo continuará con el peeling existencial que irá desde el ADN hasta los valores adormecidos en tiempos de tsunamis.

Dejar la ilusión, la máscara. Los roles que ocupamos por sentirnos Superwoman o el Mago de Oz serán enterrados en el fango al que el cerdo nos llevará para culminar un ciclo. El i ching nos conduce a repensar y reformular nuestra existencia.

El wu wei (no forzar la acción de las cosas) es recomendable frente a las embestidas del jabalí salvaje, que dejará de ser el cerdo de la alcancía de cerámica para afilar sus colmillos ante situaciones que lo desprogramen y saquen de su eje.

El mono deberá graduar su chi (energía) y sobre todo evitar que lo vampiricen en el año del cerdo.

Las asignaturas pendientes tendrán que ser recursadas; no hay forma de hacer trampa, seducir a profesores o evadir su responsabilidad.

Para el mono, su gran desafío será consigo mismo. Tendrá que tomar el timón en la constelación familiar y aceptar las reglas de juego con buen humor y sentido común.

Es recomendable que durante este año no se mueva mucho, administre su energía y mantenga sus hábitos y rutina.

Los planes deberán ser modestos, concretos y solidarios. La energía porcina lo contagiará y estará más casero, dedicado a preservar su territorio físico y espiritual, sin dar explicaciones de su vida privada o pública.

El mono sabio dejará atrás una vida de «flashes, circo y glamour» para meditar como Buda debajo del bodhi tree.

Desde su “iluminación” acompañará a los débiles, desposeídos. A los que han sido excluidos del arca de Noé, y cooperará para elevar su autoestima, recursos materiales y crecimiento.

Horóscopo Chino 2019: GALLO

  • Nacidos en los años 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005 y 2017

Serán tiempos alocados. Para el gallo, el 2019 será un año para que los cambios hechos a medias puedan adquirir carácter permanente. Por ejemplo, si se separó, este año se divorciaría definitivamente; si terminó una carrera, este año recibiría su título.

Los gallos hombre resentirán un poco más estos tiempos porque el año les representa temporadas de soledad que le suplicamos tome de la manera más saludable, sin echar la culpa al género opuesto ya que cualquier acto de violencia aunque sea mental, se le regresará al doble. Deberá controlar lo que piensa y dice para evitar problemas que lamentará toda la vida.

Los gallos previsores atravesaron con estoicismo el año del perro; los que creyeron que sería un tiempo de reconstitución celular en un spa o en una vida vip están juntando las plumas en el camino.

A pesar de la autonomía del gallo para tomar decisiones, en sociedades, en la pareja, y en el gallinero, durante este año deberá estar receptivo a lo que ocurra en su entorno. Su capacidad de organización estará alterada, jaqueada, bloqueada, y tendrá que aceptar sus límites físicos y emocionales para salir adelante.

El mensaje del año del cerdo es reaprender las lecciones básicas, cursar las materias previas y dejarse guiar por el padre cielo. Sus hazañas no fueron valoradas en el azaroso año del perro, no tuvo perfil bajo y picoteó a sus jefes y socios con insistencia.

Reubicarse, encontrar su lugar en la constelación familiar, social, nacional y cósmica será el desafío durante el reinado porcino.

No es recomendable convertirse en pavo real, sí ser humilde y sincero. Deberá afrontar pérdidas familiares y materiales con “filosofía alta y taco aguja”. Desandar caminos recorridos para reencontrarse consigo mismo. Apoyar las patas en el lodo y afianzar sus convicciones sin patrocinador que lo sostenga.

El i ching le dice que debe ser receptivo y nutrir su cuerpo y alma con armonía y templanza, evitando los excesos. Triturar el ego en partículas homeopáticas, y regar la Pachamama. Debe buscar la verdad en cada conflicto para resolverlo diplomáticamente No es propicio “cruzar las grandes aguas”, ni alejarse del zoo, del gallinero, del excluido e indefenso.

Tendrá sobresaltos familiares que deberá resolver con sabiduría. Comenzará una etapa más contemplativa, de enseñanza, y con adeptos a sus teorías originales y prácticas para el mundo que está en transformación.

El año será denso, pesado, sin respiro para interesarse en temas frívolos y viajes improvisados. Atender lo cercano, cerrar ciclos y digerirlos antes de abrir otros es un ejercicio cotidiano. Enfrentará su propio espejo con valores nobles e innobles.

Delegará el cocorococó a sus hijos, hermanos y discípulos. Aprenderá a curar sus heridas con medicina macrobiótica, china, ayurveda, y podrá ser ejemplo en la comunidad de los hombres.

Es grande el tiempo de lo receptivo; sus prioridades serán humanas y solidarias. La rutina se convertirá en su aliada, podrá recuperar el cronos y el kairós, intercambiar sus productos en el club del trueque o con valores que serán negociables.

Año de autoexamen y evolución holística.

Horóscopo Chino 2019: PERRO

  • Nacidos en los años 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006 y 2018

El pobre perro viene de su año propio con la cola entre las patas y sin ganas de salir de su cucha. El 2019 será como un regalo, pero el perro ha dejado tantos cabos sueltos que este año será para amarrar lo que ha dejado al garete.

Vivirá una montaña rusa compleja que dependerá de su estado de ánimo y el cuidado que ponga a cada paso que dé, porque estará propenso a perder el equilibrio.

También necesita poner atención si se enamora, ya que podría ser muy frustrante, y los amoríos que tenga −por más que le invadan cada poro− no serán bien correspondidos; este año no es para bajar la guardia con amores superficiales sino para trabajar en sí mismo, crecer y ser libre.

Queridos perros: hay que practicar la humildad y la modestia.

Como existen diferentes pedigrís de perros, cada uno sabrá cuál es su lugar en el casillero de ajedrez para transitar el año del cerdo.

El espíritu canino es solidario: tendrá que ayudar espiritual y materialmente a su familia, amigos, socios, alumnos para que reformulen su vida en un tiempo de ídolos de barro y lodo.

El perfil bajo, la restricción en gastos, la conciencia en el dar y recibir, desde lo afectivo hasta lo material, algún tipo de trueque conformarán el arte del perro durante este año.

Tendrá que abarcar un abanico de responsabilidades familiares inéditas: partidas, nacimientos, adopción, integración de nuevas formas de sustentabilidad, consejos, reciclado de ropa, objetos viejos, y hasta de sus mordiscos y ladridos inoportunos para ser aceptado en ámbitos culturales, artísticos y en la propia cucha.

Respirará hondo cada día, intercambiará ideas para mejorar su feng shui, su forma de vestir, sus modales y especialmente sus conceptos ideológicos, que se desvanecerán como pompas de jabón.

Se convertirá en monje zen, sannyasin, recorriendo el sinuoso año del cerdo.

Horóscopo Chino 2019: CERDO

  • Nacidos en los años 1923, 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007 y 2019

Bienvenido a tu año, querido Cerdo. Este es el tiempo para aprender el evasivo arte del wúwèi, que significa hacer sin esfuerzo, sin dañarse a uno mismo o a cualquier otro.

El cerdoviene a fecundar, a dejar el mundo mejor de como lo encontró. Si se mantiene bajo los preceptos de wúwèi vivirá este año de aprendizaje sin sufrir y podrá recibir de pie las recompensas que vienen al sobrevivir el año propio.

El i ching les presagia un tiempo “receptivo”, de gran entrega, complementario y no antagónico del cielo, padre de lo creativo. Es aconsejable que fluya, que se deje guiar por quienes lo aman, conocen, y son los conductores del tiempo y el espacio. Su año lo pondrá a prueba en todos los frentes y materias.

Por eso, debe dejarse conducir entregándose a ser copiloto o ayudante en tiempos de zozobra e incertidumbre.

Tendrá dos etapas en el año: la planificación de sus proyectos, con balance y reflexión, pisando la pacha, oliéndola, saboreando sus pastizales y frutos exóticos, para después concretarlos con su sentido hiperrealista, que lo mantendrá alerta y consciente de los peligros que lo acechan.

“Ser fiel a su naturaleza sin traicionarse” es el secreto para esta etapa de asentar sus pezuñas con firmeza y pisar la tierra, su hábitat, donde goza y retoza disfrutando de la labor que esta le inspira. Lo receptivo lo ayudará a fluir sin horario, jefes ni situaciones que lo excedan en su humor y salud. Sentirá mariposas en la panza y estará enamorado del aire que respira.

El cerdo que cursó todas las materias y no hizo zapping sentirá plenitud y paz en su corazón. Quienes especularon en el mercado de las vanidades estarán tao off. Este año tendrá que dejar net su karma. Y eso implica practicar el Ho’oponopono, el perdón, la compasión.

Si permite que lo guíen en los temas que no conoce y es amigable con quien le brinda estos favores revertirá su suerte. Propuestas del exterior llegarán a su chiquero y pondrá en la balanza los factores en pro y en contra para estar más estable emocionalmente. Su corazón latirá al compás del dos por cuatro y sabrá quién lo ama o lo usa para su conveniencia.

El cerdo quemará etapas, el sinuoso camino que ha transitado tiene recompensas, y la Madre Tierra le brindará todo lo que necesite para su desarrollo y productividad. Deberá practicar la medicina preventiva para evitar las flechas envenenadas, y estudiar FengSHui para tener una buena relación con los vecinos.

El icHing le dice: “En esta fase, se tratan los hechos más que el potencial y es necesario aceptar el destino sin reserva alguna. Esta actitud refuerza el carácter y contribuye a la formación de una visión sabia del conjunto.

Hay que integrar a otros en el plan; juntos llegarán lejos. No hay que monopolizar el liderazgo, pero sí dejar que otros lleven la iniciativa. Uno debe tomarse su tiempo para reflexionar sobre el sentido de la vida. En este momento, es importante que encuentre una solución natural a los acontecimientos que le rodean; una respuesta en armonía con las leyes naturales estará por encima de las preocupaciones terrenales y promoverá paz interior”.