Horror: Los sentencian a muerte y toman la justicia por sus manos

Virendra Govin y Andrew Urdiales fueron encontrados muertos en sus respectivas celdas. Ambos presos estaban condenados a muerte en California. Uno de ellos era un asesino en serie, y los dos se habrían suicidado el fin de semana, dijeron funcionarios el lunes.

El personal de la prisión estatal de San Quintín encontró a Andrew Urdiales, de 54 años, inconsciente y solo en su celda el viernes por la noche y no pudo reanimarlo, dijeron los funcionarios en un comunicado.

A última hora del domingo, un segundo preso, Virendra Govin, de 51 años, también fue encontrado muerto, agregaron.

Ambas muertes están siendo tratadas como suicidios, señalaron funcionarios de la prisión, y agregaron que no existen indicios de que los dos incidentes estén relacionados.

Asesino en serie

Urdiales fue condenado a muerte el 5 de octubre de este año por una serie de asesinatos que se remontan a 1986.

Los asesinatos ocurrieron mientras estaba prestaba servicio en el Cuerpo de Marines de Estados Unidos en el sur de California. Fue puesto en el corredor de la muerte el 12 de octubre.

Anteriormente, también había sido condenado a muerte por varios asesinatos a mediados de la década de 1990 en el estado de Illinois, pero esa sentencia se conmutó en 2011.

Mató a una familia

Govin fue condenado a la pena capital en 2004 por matar a cuatro miembros de una familia en el condado de Los Ángeles y luego incendiar su casa. Fue puesto en el corredor de la muerte en 2005.

“Desde 1978, cuando California restableció la pena capital, 79 presos condenados murieron por causas naturales, 25 se suicidaron, 13 fueron ejecutados en California, uno fue ejecutado en Missouri y (uno) fue ejecutado en Virginia”, dijeron los funcionarios de la prisión en un comunicado.

Actualmente hay 740 reclusos en el corredor de la muerte de California, agregaron.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...