¡Impacto! El monstruo de Denver también tenía un amante hombre (Detalles)

El “monstruo de Denver” tuvo un amante de 28 años. El joven Trent Botle mantuvo una aventura con Chris Watts, el asesino confeso de sus dos hijas, Bella y Celesta, y su esposa embarazada Shanann. Pero la relación terminó poco antes de que cometiera el brutal homicidio.

Trent era un escort que mantenía su relación en secreto con el malvado padre de 33 años. Decidió hacer pública la información y confesó ante las autoridades que estuvieron juntos en una cabaña en Wyoming, mientras sus padres estuvieron fuera de la ciudad.

La madre de Botle aseguró que en su momento Trent le había comentado que tenía una relación con un hombre llamado Chris, pero nunca le mencionó su apellido y  que lo visitaba desde Colorado.

La mamá también argumentó que fue Watts quien le dio dinero a su hijo para que se inyectara los labios con tal de que lucieran más grandes.

Cuando los investigadores le preguntaron si creía que su hijo estaba mintiendo sobre la relación, ella dijo: “Bueno, Dios, ayúdalo si lo está”.

Pero la historia sobre el amorío se puso en duda luego de que Botle publicara en Facebook que estuvo con Watts poco después de que éste cometiera los asesinatos. Fue la madre del escort quien afirmó que Watts llegó a pagar desde 60, 80 y hasta USD 250 en ocasiones separadas para estar con su hijo, según la versión digital del New York Post.

En una entrevista hecha por la Oficina de Investigación de Colorado, Botle aseguró que conoció a Watts desde junio de 2017 y estuvo con él hasta  marzo o abril de 2018, un par de meses antes de los atroces asesinatos.

Mostró como evidencia a los investigadores un mensaje de texto en el que supuestamente Watts le comunicaba que era padre de dos hijas. Pero la policía dijo que no se habían encontrado mensajes de texto de Botle en el iPhone del asesino, según los reportes oficiales.

Fuente EP Mundo Infobae
Cargando...
Cargando...