Increíble cómo un preso se escapó en las narices de los custodios

Un privado de libertad que se encontraba bajo cuidados médicos en el hospital Luis Razetti de Barcelona se fugó durante la madrugada del lunes.

Orlando Ruiz, de 26 años, estaba recuperándose de unas fracturas en la pierna y tobillo izquierdos que se ocasionó cuando intentó escapar el 4 de abril del Centro Agroproductivo José Antonio Anozátegui, y fue herido por los disparos que hicieron funcionarios de la Guardia Nacional para frustrar el escape.

Según la versión que manejan los funcionarios policiales, la fuga ocurrió cuando el recluso le pidió al custodio que le diera un vaso con agua porque presuntamente tenía sed, por lo que el vigilante le facilitó un recipiente plástico con el líquido.

En un descuido, Ruiz al parecer rompió el vaso y utilizó un pedazo de plástico para quitarse las esposas que lo tenían atado a la camilla.

Sobre el caso investigan al custodio que mantenía la guardia, que es un funcionario del centro penitenciario dependientes del Ministerio de Servicio Penitenciario de Venezuela.

Fuente EP Mundo Últimas Noticias
Cargando...
Cargando...