Indignante frase de un policía al golpear a jóvenes hispanos (Video)

Unos jóvenes ladrones hispanos pagaron de más por su error al robar la camioneta de un oficial. Aunque el hecho ocurrió el 26 de febrero de 2016, hasta ahora sale a la luz a través de un video la “venganza racista” de los agentes que los detuvieron.

Todo comenzó con la decisión de un grupo de adolescentes hispanos de robar la camioneta de un policía, cuando éste dejó el vehículo en marcha para comprar una rebanada de pizza.

Steven Vigneault, como se identifica al oficial afectado, lanzó una alerta al Departamento de Policía de Springfield, Massachusetts, para buscar su vehículo.

Después de casi cuatro horas, los chicos fueron alcanzados por agentes y apenas se abrieron las puertas de la TrailBlazer, los jóvenes se echaron a correr, pero fueron perseguidos en medio de una zona boscosa.

Cuando los alcanzaron, los agentes golpearon a los chicos y dejaron que los perros-policías los mordieran, en un aparente abuso de fuerza contra adolescentes de alrededor de entre 14 y 16 años de edad.

La frase racista del policía

Así es como se describe en una demanda federal en contra de Vigneault y Gregg Bigda, quienes agredieron y escupieron al menor de origen hispano, reportó el Washington Post.

“Bienvenido al mundo del hombre blanco”, dijo Bigda, de acuerdo con la acusación.

Los hechos no terminaron ahí. Los agentes ya tenían a los chicos, podían procesarlos por robo, pero siguieron agrediéndolos, como consta en una cámara de videovigilancia, donde se escuchan las amenazas.

Le dijo a un chico de 15 años que podía hacer lo que quisiera con él y salirse con la suya, incluido“ aplastarte la cabeza”, se escucha en el video publicado conjuntamente por The Republican y MassLive.

“No estoy obstaculizado por él. . . ¡La verdad es que no doy una f****!”, dijo Bigda al adolescente sospechoso. “La gente como tú pertenece a la cárcel”.

Bigda y Vigneault fueron arrestados el miércoles por las autoridades federales por la privación de derechos y uso excesivo de la fuerza. Ellos lo niegan, pero el juicio apenas empieza.

“Ves esa cámara allí? No sirve…”, dijo Bigda, aunque no queda claro si no sabía que el sistema estaba en perfectas condiciones. “Así que cualquier cosa que te pase… nunca sucedió. Si no lo escribo en el informe, nunca… sucedió”.

Fuente EP Mundo El Diario de New York
Cargando...
Cargando...