Saltar al contenido
inseminación casera a una venezolana
29
Nov

Inseminación casera a una venezolana en España terminó mal

Actualizado: 29/11/2018 17:50

Estremecedor, así es el caso de la inseminación casera a una venezolana en España que terminó como nadie se lo imagina.

La venezolana de 25 años que viajó a España para ser el vientre en alquiler de una pareja gay en Barcelona, España, terminó en la sala de urgencias por molestias intensas en la vagina. Allí los doctores le diagnosticaron una infección, además de localizar restos de esperma en la parte lesionada, lo que les llevó a cuestionarla sobre lo ocurrido, reseñó El Español.

Allí la mujer relató como la pareja le había comprado un boleto de Venezuela a España para que tuviera su bebé, ante lo que decidieron realizar una inseminación casera, ilegal, sin control médico ni sanitarios.

La pareja, que fue detenida, está conformada por Román, un empresario de 48 años, y un venezolano de 29, que fue quien contactó a la mujer. Los dos fueron acusados por explotación sexual, tráfico de menores en grado de tentativa, lesiones y delito contra los derechos de los trabajadores.

La idea de la pareja

Román y su pareja querían ser padres, pero no querían adoptar o pasar por los trámites y costos de tener un vientre en alquiler.

Ante esto decidieron tomar un camino “más rápido” e ilegal: llevar a España a una venezolana para que engendrara su hijo y luego se los entregara a cambio de dinero.

Ante la crisis venezolana, al joven no se le hizo difícil encontrar a una chica de 25 años para convencerla de su plan, aprovechando que la mujer era de su país natal y logrando que llegara a finales de octubre a España.

La venezolana también trabajaba como vendedora en la tienda de decoración navideña de Román, el plan era que trabajara durante el tiempo que tomara la gestación, pero durante el tiempo que laboró nunca llegó a cobrar.

Aunque se desconoce el monto pactado, las condiciones del pago era que recibiría la primera mitad al llegar a España y la otra parte al dar a luz. Luego entregaría el bebé a los dos hombres y se desentendería de su hijo.

La pareja le aseguró que esa práctica era legal en España.

La inseminación casera es altamente ineficaz y peligrosa, además de que una muestra de semen en un entorno no clínico puede contaminarse con agentes externos, lo que puede ocasionar infecciones en la vagina.

 

El proceso de la inseminación casera a una venezolana

Por un mes la pareja intentó sin éxito inseminar a la venezolana, lo que provocó nerviosismo entre los hombres y terminó en malos tratos a la joven, junto al uso de métodos caseros y peligrosos.

Según fuentes cercanas a la investigación, la joven confió en las promesas que le hicieron los hombres e ignoraba las ilegalidades que estaba cometiendo.

Finalmente, la mujer acudió a la comisaría a denunciar los malos tratos, explotación y el mes de trabajo que no le fue pagado. Los hombres fueron detenidos, prestaron su declaración y están a la espera de la citación judicial.