Intentó quemar vivos a unos pederastas y así terminó

Un hombre está tras las rejas acusado de intentar asesinar a delincuentes sexuales en Kissimmee, en el centro de Florida, con fuego, según las autoridades del condado Osceola.

Jorge Porto-Sierra, de 50 años, confesó a la Policía que trató de matar a varias personas el el motel Friendly Village Inn, en Irlo Bronson Memorial Highway, informó el canal Wesh 2.

Reveló tras su arresto el pasado 7 de marzo, que llegó al motel para “hacer barbacoa con fuego a todos los abusadores de niños y matarlos”.

Ese medio de comunicación confirmó el viernes que al menos dos de las cuatro víctimas son delincuentes sexuales convictos. Testigos dijeron a la Policía que Porto-Sierra emitió varias amenazas gritando “Voy a matarte, abusador de menores”, y supuestamente comenzó a arrojar gasolina en la puerta de la casa de una persona.

Porto-Sierra está acusado de romper la ventana de un motel para verter gasolina dentro y testigos dijeron que siempre llevó consigo un encendedor.

Otras personas dijeron que el hombre les embistió su automóvil y lo roció con gasolina. Cuando los policías le preguntaron por qué no consumó sus amenazas, Porto-Sierra dijo:

“Ustedes llegaron aquí [al motel] muy pronto”.

El hombre ha sido acusado formalmente de cuatro cargos de intento de asesinato premeditado. Porto-Sierra permanece tras las rejas en la cárcel del condado Osceola.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...