Involucrado en el ataque al fuerte Paramacay entre los detenidos por el atentado (Detalles)

Seis terroristas y sicarios se encuentran detenidos por estar involucrados en el intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro informó el ministro de justicia, Néstor Reverol, quien además precisó que los individuos ya han sido identificados.

Informó que los implicados están plenamente identificados tanto dentro como fuera del país, motivo por el cual no se descartan otras detenciones. Indicó que hay varios vehículos incautados, todo como resultado de varios allanamientos.

No aportó los nombres de los detenidos, aunque precisó que uno de ellos tiene orden de captura por estar involucrado en el ataque al Fuerte de Paramacay en Valencia el año pasado y que otro fue arrestado en el 2014 por estar implicado en las protestas contra el Gobierno, éste último había sido liberado por un beneficio procesal.

Expuso que al momento del ataque al mandatario, suscitado durante la tarde de este sábado, se evidenció que desde calles adyacentes al evento fueron desplegadas dos aeronaves, tipo dron, tripuladas a distancia con carga explosivos.

Detalló que cada uno de los drones, ambos modelo M600, cargaban un kilogramo de explosivo C4, capaz de hacer daño a un radio de 50 metros.

“Este tipo de aeronaves piloteadas a distancia son especiales diseñadas para trabajos industriales que pueden soportar grandes cargas y pesos como por ejemplo una cámara o un kit complejo de grabación”, expresó el ministro durante una trasmisión en vivo por Venezolana de televisión (VTV).

Explicó que una de las aeronaves sobrevoló la tribuna presidencial para activar a distancia la sustancia explosiva, pero que gracias a las técnicas especiales de la Guardia de Honor Presidencial se logró desorientar el dron, desactivándose fuera del perímetro planificado por los sicarios y terroristas del hecho.

El otro dron perdió el control y cayó en el Edifico Don Eduardo, cerca de la Avenida Bolívar, donde se desarrollaba en el que estaba el Jefe de Estado. “Este detonó a la altura del piso 1 cuando iba cayendo a tierra”, explicó Reverol.

Resaltó que “las investigaciones evidencian que se trata de un delito de terrorismo y magnicidio en grado de frustración, lo que deja claro que estos terroristas y sicarios pasaron a un nivel superior. Fue un homicidio en grado de frustración contra el pueblo que estaba en el acto y contra los representantes de los poderes, así como contra los representantes del cuerpo diplomático, el alto mando militar, ministros y ministras”.

Fuente EP Mundo Noticia Al Día
Cargando...
Cargando...