Saltar al contenido
4
Ene

Irán no perdona, así sacrificaron a un joven pedófilo

Actualizado: 04/01/2018 19:07

Un joven de Irán fue ahorcado este jueves por la violación y asesinato de una niña afgana de seis años, informó la agencia Mizanonline, vinculada al poder judicial.

Setayesh Ghoreyshi, que tenía solo seis años cuando ocurrieron los hechos, había sido secuestrada en abril de 2016 en la ciudad de Varamin, al sur de Teherán, para luego ser violada y asesinada por Amirhossein P., quien tenía entonces 17 años.

“La familia de la víctima insistió en la aplicación de la pena, que tuvo lugar esta mañana”, declaró Gholamhosein Esmaili, jefe de Justicia de la provincia de Teherán.

En su momento este caso había conmovido al país. Días previos a la ejecución, dos relatoras especiales de la ONU instaron a Irán a frenar la pena del violador y subrayaron en un comunicado que la ejecución sería contraria a los estándares internacionales sobre el uso de la pena capital.

“Las autoridades iraníes deben frenar inmediatamente la ejecución de este delincuente adolescente y anular la sentencia en su contra en cumplimiento de sus obligaciones internacionales”, afirmaron las dos expertas independientes de la ONU.

Los estándares internacionales prohíben de manera inequívoca la pena de muerte para todo aquel que tenga menos de 18 años, recordaron las relatoras. En Irán, la pena de muerte se aplica en particular en los casos de violación, asesinato, tráfico de drogas a partir de determinada cantidad o apostasía.

La pena de muerte también incluye a crímenes cometidos antes de la mayoría de edad, pero las autoridades esperan a que el culpable cumpla los 18 años para ejecutarlo.