Saltar al contenido
25
Dic

¡Justicia! Dos jóvenes pagarán de por vida un terrible delito

Dos jóvenes de 19 años fueron sentenciados a cadena perpetua revisable por la muerte de un niño de 22 meses de edad en un tiroteo ocurrido en 2016 entre miembros de bandas rivales en la ciudad de Jacksonville, en el noreste de Florida.

Kquame Richardson y Henry Hayes fueron encontrados culpables de asesinato en primer grado y otros cargos por la muerte del niño Aiden McClendon, que recibió varios impactos de bala, recogió el canal News4Jax.

El tiroteo se produjo en enero de 2016 en la citada ciudad, cuando Hayes y Richardson intercambiaron disparos y varios de ellos alcanzaron al niño, que se encontraba sujeto en una silla de bebé dentro de un auto.