Kanye West se metió en embrollo tras polémico comentario sobre la esclavitud

La estrella estadounidense de rap Kanye West, ha levantado una nueva polvareda al afirmar que la esclavitud era una “elección”.

Uno escucha decir que la esclavitud duró 400 años. ¿400 años? Parece una opción“, ha asegurado el rapero de Chicago en una entrevista con la web de cotilleos TMZ de cara a la próxima publicación de sus dos últimos álbumes.

“Estamos en una prisión mental. Me gusta la palabra ‘prisión’ porque ‘esclavos’ está demasiado ligada a los negros”, ha declarado. “Sé por supuesto que los esclavos no fueron encadenados y embarcados porque así lo quisieran”, ha escrito en Twitter tras recibir infinidad de críticas. Pero “no podemos permanecer mentalmente prisioneros durante los próximos 400 años”, ha añadido en otro mensaje. West se ha considerado “atacado una vez más por presentar nuevas ideas”.

El artista, de 40 años y casado con Kim Kardashian, volvió a frecuentar las redes sociales a finales de abril tras una larga ausencia debida a una depresión y una hospitalización. Además de anunciar sus nuevos proyectos, Kanye West ratificó su apoyo a su “hermano” Donald Trump, a quien considera como “una energía de dragón”, calificativo que utiliza para sí mismo. Trump, que rara vez replica a los famosos, respondió al mensaje del rapero: “Gracias, Kanye. Genial!”.

El rapero también subió a la red social una foto de sí mismo en la que lucía una gorra roja con el eslogan de Trump Make America Great Again. También desató las especulaciones sobre su futuro político al tuitear “2024”, año en el que se celebran elecciones presidenciales.

Numerosos artistas de la comunidad hip-hop, mayoritariamente negra y opuesta al presidente republicano, lo criticaron, pero Yeezy, como lo apodan, recibió el respaldo de columnistas conservadores.

En 2005, tras el devastador paso del huracán Katrina por Nueva Orleans, West había acusado en la televisión al presidente de entonces George W. Bush de “no prestar atención a los negros”.

El martes admitió haberse sentido ofendido porque Barack Obama no lo invitó a la Casa Blanca. En 2009, el presidente demócrata, también negro y nacido en Chicago, lo trató de “bruto” por su conducta en los MTV Video Music Awards, cuando interrumpió la ceremonia para proclamar que Taylor Swift no merecía ser premiada. Obama nunca le llamó para pedirle “disculpas”, lamentó el rapero.

Fuente EP Mundo El País
Cargando...
Cargando...