La ataba para que los viera haciendo cochinadas y acaban bien mal

Un juzgado de Palma de Mallorca ha condenado a una pareja a un año y medio de prisión por atar a su hija de siete años a una silla y obligar a la menor a verles mantener sexo en el domicilio familiar.

La sentencia también condena al padre por golpes y castigos con duchas frías. En la sentencia se dice que la madre, conociendo los hechos, no hacía nada por impedirlos.

Además, también están condenados porque cuando su hija se quedó a cargo de sus abuelos, le hicieron llegar una consola en la que había vídeos sexuales de la pareja grabados.

La pareja, según la prensa local, reconoció los hechos y se conformó con la condena. La menor y su hermana están acogidas en un centro de tutela de la administración pública y reciben las visitas de su familia extensa.

Fuente EP Mundo 20 Minutos
Cargando...
Cargando...