Saltar al contenido
9
Ene

La controversial razón por la que José Gregorio Hernández no ha sido beatificado

Actualizado: 09/01/2018 12:22

El presidente Nicolás Maduro dijo la noche de este lunes que una cúpula de la Iglesia católica ha impedido la santificación de José Gregorio Hernández, un venezolano conocido como el “médico de los pobres” al que atribuyen cientos de milagros en el país.

“Pido las bendiciones de José Gregorio, su protección, toda su luz, y pido por la salud de nuestro pueblo al santo del pueblo, al santo de los pobres, a pesar de que la oligarquía de la Iglesia católica no quiere que lo santifiquen”, dijo Maduro durante un encuentro con médicos comunitarios en Caracas.

José Gregorio Hernández nación el 26 de octubre de 1864 en Isnotú, estado Trujillo, el médico, científico, profesor y filántropo de profunda vocación religiosa, ingresó en la UCV, donde el 28 de junio de 1888 obtiene el título de Médico. Profesión que se disponía a ejercer, cuando obtiene una beca y viaja a París para adquirir más conocimientos en las áreas de Microbiología, Histología Normal, Patología, Bacteriología y Fisiología Experimental.

Al regresar a Caracas fue nombrado profesor de la primera Cátedra de Bacteriología en América del Sur, por lo que se destacó como profesor desde 1891 hasta 1916.

Venezolanos le adjudican milagros luego de curar a enfermos de epidemias de la época. El 29 de gunio de 1919 mientras salía de una farmacia para atender a un enfermo, al cruzar la calle en la esquina de Amadores, La Pastora, Caracas, fue atropellado por un carro que manejaba un amigo provocando su muerte a los 54 años.

Pese a la devoción que existe por el médico, y el fervor popular lo ubica en los altares, para la Iglesia Católica todavía José Gregorio Hernández no puede considerarse aún un santo. De hecho, la santificación es el último rango de una serie de cuatro títulos, de los que Hernández ya ha alcanzado dos, refiere Reporte Confidencial.

La causa de glorificación de José Gregorio Hernández ante el Vaticano fue iniciada en 1949 por el entonces Arzobispo de Caracas.

Luego de ser declarado “Siervo de Dios”, el Papa Juan Pablo II le otorgó en 1986 el estatus de “Venerable”.

Monseñor Fernando Castro, vicepostulador de la causa de beatificación de José Gregorio Hernández, explicó que “las autoridades eclesiásticas deben certificar fehacientemente un milagro médico concedido por Hernández, algo que no ha sido posible. En 1987 y en 2009 sometimos a consideración de la Santa Sede dos presuntos milagros. Sin embargo, en su momento y después de rigurosas evaluaciones, las comisiones médicas del Vaticano los rechazaron por considerar que las curaciones, por otra parte sorprendentes, podían haberse dado por causas naturales o como consecuencia del tratamiento médico que se aplicó”.

Castro, a pesar de los señalamientos que aseguran que la beatificación no se ha originado por ser utilizada su imagen para la brujería y santerismo, afirmó que esto no incide en el proceso.

“No está en nuestras manos controlar lo que se haga con su figura más allá de lo que promovemos, pero la Iglesia católica sigue difundiendo su ejemplo de vida santa como valor para todos los seres humanos. Cuando se propone la canonización de una persona es porque creemos en la santidad de la vida. Proclamar la bondad y entrega cristiana de José Gregorio Hernández es la mejor forma de trabajar por esta causa. Además, al final, milagro tumba brujería”.