La desagradable tarea de una maestra a sus alumnos de preescolar

En Salta, la docente de un jardín de infantes pidió a los padres que los chicos llevaran estos parásitos para la clase de ciencias.

Para experimentar en la escuela y aprender sobre Biología, los pedidos de los docentes pueden ser relativamente extraños y algo complicados de conseguir, aunque nunca a este nivel que se vio en Salta. La maestra de una sala de preescolar pidió como tarea que sus alumnos llevaran dos piojos vivos a clase, lo cual dejó consternados a los papás.

El pedido llegó a través de los cuadernos de comunicaciones de los chicos de un jardín de infantes del barrio Almirante Brown de Salta, en Argentina. Los padres quedaron impresionados ante la nota con la que se encontraron que incluía hasta ciertos requisitos bastante desagradables.

Fuente EP Mundo Noticia al Día
Cargando...
Cargando...