La fuerte denuncia de Donald Trump contra los demócratas

Este jueves, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, denunció al Partido Demócrata por inflar el número muertos en Puerto Rico debido a los devastadores huracanes María e Irma que golpearon a la isla en 2017, con el fin de “hacerlo quedar mal”.

Su declaraciones en Twitter llegan mientras se espera la inminente embestida del huracán Florence en el estado de Florida, en medio de un fuerte operativo de evacuación y seguridad.

“3000 personas no murieron en los dos huracanes que golpearon a Puerto Rico. Cuando yo dejé la isla, LUEGO del paso de la tormenta, tenía entre seis y 18 muertos. A medida que pasaba el tiempo ese número no subió tanto. Después, cuando había pasado mucho tiempo, empezaron a reportar grandes números, como 3000″, indicó Trump.

El mandatario republicano hizo referencia al estudio publicado el mes pasado por la prestigiosa universidad George Washington, que estima el número de víctimas durante la tormenta y hasta seis meses después por causas relacionadas en 2.975 personas.

El informe fue encargado por el gobierno de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado a los Estados Unidos que no posee el mismo status político que un Estado Federado. Hasta su publicación el gobierno puertorriqueño mantenía una cifra oficial de apenas 64 muertos debido a los dos huracanes, pero ha aceptado la nueva estimación.

“Esto fue hecho por lo demócratas para hacerme quedar tan mal como fuera posible cuando yo estaba recolectando con éxito miles de millones de dólares para ayudar en la reconstrucción de Puerto Rico. Si una persona moría por cualquier razón, como por ejemplo por vejez, tan sólo lo agregaban a la lista. Mala política. ¡Amo a Puerto Rico!”, señaló en un segundo tuit.

Para el informe de la Universidad George Washington se investigaron no sólo las muertes provocadas directamente por María e Irma a finales de 2017, sino también aquellas causadas por los efectos duraderos e indirectos del paso de los huracanes.

En los meses posteriores los habitantes de Puerto Rico sufrieron cortes de energía eléctrica generalizados, falta de acceso a atención médica, falta de agua y una ola de enfermedades causadas por esta crisis. Alguno de estos efectos aún persisten y el Estado Libre Asociado se enfrenta a un largo período de reconstrucción.

De esa manera, los investigadores de la universidad compararon las tasas de mortalidad históricas para el mismo período, ajustando por diferentes variables y teniendo en cuenta el masivo éxodo de puertorriqueños por los huracanes, para comprobar que efectivamente un estimado de 2.975 murieron como resultado del paso de María e Irma.

Esta revelación, y el aún calamitoso estado de la infraestructura en la isla, que algunos, incluyendo el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, atribuyen al complicado status político de la isla, contrastan con los recientes dichos de Trump, que a comienzos de la semana celebró la respuesta de su gobierno a la crisis en Puerto Rico como “increíble, un éxito no reconocido”.

“Fue uno de los mejores trabajos jamás realizados en materia de respuesta a una crisis”, dijo el presidente durante una conferencia de prensa, de acuerdo al Washington Post.

Pero más allá de su valoración, los comentarios de este jueves en Twitter provocaron un disgusto entre los funcionarios del gobierno de Puerto Rico y los miembros del Partido Demócrata.

“Sólo Donald Trump podría ver la tragedia de Puerto Rico y llegar a la conclusión de que él es la víctima. Que Dios bendiga las almas de los casi 3.000 estadounidenses que muerieron en Puerto Rico y que tenga piedad por su alma, señor presidente”, señaló el senador por Masachussetts, Ed Markey, según el Washington Post.

Fuente EP Mundo Infobae
Cargando...
Cargando...