La jueza aprieta la soga en el cuello de la enfermera asesina

La conocen como la enfermera macabra. Simpatizaba con los pacientes y sus familias y luego  losasesinaba a. Ahora la jueza encargada de su caso ha dictado un auto en su contra.

La titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Alcalá de Henares acusa a la auxiliar de enfermería Beatriz López Doncel, de 38 años, de asesinar a dos pacientes e intentarlo con un tercero en el Hospital Príncipe de Asturias de la Ciudad Complutense en el que trabajaba. Así lo ha dictaminado la magistrada en un auto fechado el pasado 4 de junio, al que ha tenido acceso ABC.

De este modo, la instructora eleva el número de delitos por el que se la investigaba inicialmente de uno a tres. Además, ha trasformado las actuaciones para que un jurado popular sea el encargado de juzgar por estos hechos a la investigada, que está en prisión provisional desde el 5 de agosto de 2017. López Doncel fue arrestada por la comisión de un presunto delito de homicidio, el de Consuelo D. F., de 86 años, a la que insufló aire en las venas cuando iba a ser dada de alta la tarde del 2 de agosto.

La muerte repentina de la anciana hizo sospechar a los médicos de que algo raro había. Además, la auxiliar fue la última persona que entró en la habitación, según recogieron las imágenes de las cámaras instaladas en la planta quinta de la Unidad de Medicina Interna. La autopsia determinó que pereció a causa de una embolia gaseosa al serle inyectado aire en las venas.

Vigilada desde 2015

Se da la circunstancia de que dichas cámaras se instalaron a raíz del fallecimiento de otra mujer en parecidas circunstancias dos años antes. El de Luisa M. S., de 92 años. Fue el 29 de julio de 2015. Dicho episodio fue objeto de investigación. En ella, los forenses dictaminaron lo mismo que en el caso de Consuelo: muerte violenta de probable etiología homicida a causa de una embolia gaseosa. Sin embargo, no se pudo demostrar nada.

En las pesquisas realizadas entonces, los médicos detectaron otros dos casos más de muertes sin razón aparente que coincidían en el «modus operandi». De ahí que se solicitara a la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Alcalá la instalación de un sistema de videovigilancia oculto. Este se puso en marcha el 10 de noviembre de 2015. Todo apuntaba a la acusada, la única del personal sanitario presente en todos los casos. Sin embargo, López Doncel se dio de baja al poco tiempo de colocar las cámaras debido a la rotura de un hueso en un brazo.

En ese periodo no ocurre nada anormal hasta su regreso en mayo de 2017. Fue el día 9 cuando un responsable del Príncipe de Asturias comunicó que la auxiliar se había incorporado tras su larga baja. La vigilancia se prolonga y el 2 de agosto ocurre el fallecimiento de Consuelo D. F.. Entonces, en vista de las grabaciones se la detiene. Ella arguyó que «no entendía nada y que no había hecho nada».

Su defensa que había solicitado nuevas diligencias sobre los vídeos aportados por la Policía con los DVD del centro sanitario con el fin de comprobar si las imágenes aportadas a la causa estaban completas o habían sido habían sido manipuladas, acaba de obtener la negativa de la instructora. Lo mismo sucedió con la petición de un nuevo peritaje sobre la causa de la muerte de Consuelo D. F. Al parecer, el de Luisa M. S. sería el segundo asesinato que le atribuye la juez y la tentativa sería el fallecimiento de otra mujer en 2013.

«Simula rasgos psicóticos»

Los informes sobre el estado mental que se le hicieron ala investigada arrojaron que López no presenta patología en su personalidad ni trastorno clínico» pero «sí se observan actualmente algunos rasgos que hablan de falta de empatía, locus de control externo, dureza emocional y cierta suspicacia».

Otro aspecto llamativo es que la investigada apenas hablaba de su única hija, fruto de una relación de pareja que se truncó y que no ha superado. Además, los peritos judiciales indicaban que «trataba de simular algún rasgo psicótico que no tienen en realidad».

En la causa están personadas como acusaciones particulares las familias de las fallecidas en 2015 y 2017, la Comunidad y como acusación popular la Asociación El Defensor del Paciente.

Fuente EP Mundo ABC
Cargando...
Cargando...