La maléfica seducción del estafador del amor gay

Un astuto estafador captaba a sus víctimas a través de páginas de citas masculinas en Internet. Tras concertar un encuentro en persona e iniciar una relación afectiva, les robaba la documentación personal y las tarjetas bancarias con la finalidad de cometer las estafas usurpando sus identidades.

Al detenido le constaban en vigor cinco requisitorias judiciales y cuatro policiales de diferentes juzgados y comisarías de diversos puntos de España. Por el momento se han recogido 14 denuncias en todo el territorio nacional.

La operación policial se inició cuando una de las víctimas denunció en Asturias que una persona desconocida había realizado dos reintegros de su cuenta bancaria usurpando su identidad en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) y transferido las cantidades a otra cuenta, también abierta fraudulentamente en su nombre.

Relacionando denuncias con modus operandi similares, los investigadores consiguieron identificar a un varón de 27 años de edad, residente en la ciudad de Barcelona, y reconocido por el denunciante como la persona con la que tuvo una relación personal temporal, habiendo contactado a través de una página de contactos en Internet.

Asimismo le imputaba la sustracción de su documentación personal, con la que habría llevado a cabo las gestiones bancarias usurpándole la identidad, y de su vehículo.

Los pertinentes registros en su domicilio y en el vehículo sustraído, permitieron a los agentes obtener un gran volumen de documentación personal y bancaria relacionada con otras personas que también habrían sido víctimas de delitos similares por parte del estafador. Así, se logró conocer las denuncias de otros 13 varones, por el momento, en diversos puntos de la geografía nacional -Madrid, Barcelona, Valencia, Ciudad Real, entre otras- desde hacía cuatro meses, desconociéndose con exactitud la cuantía económica con la que se puede haber lucrado.

Al detenido le constan numerosos antecedentes por delitos similares y un total de nueve requisitorias judiciales y policiales en vigor expedidas por diferentes juzgados y comisarías, alguna de ellas consecuencia del quebrantamiento de condena que supone el no regresar al centro penitenciario donde cumplía condena tras disfrutar de un permiso.

El detenido, a quien se le imputan delitos de estafa, hurto, falsedad documental, usurpación de estado civil y quebrantamiento de condena, fue puesto a disposición de la autoridad judicial correspondiente, quien decretó su ingreso en prisión. Las investigaciones han sido realizadas por agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Territorial de Sant Adrià del Besós (Barcelona).

Fuente EP Mundo ABC
Cargando...
Cargando...