La regadera de tu ducha es el hogar de muchas bacterias

Sabías que, la regadera de baño muy sucia podría ser el hogar de muchas bacterias. Cuando te das un baño, es posible que no le pongas mucha atención a la regadera. Sin embargo, existe una capa viscosa que se genera, llamada biofilm, podría estar compuesta de bacterias asociadas con infecciones graves en los pulmones.

Un nuevo estudio publicado en la revista científica mBio ha encontrado que la regadera de la ducha es un sitio lleno de bacterias. De estas, las más prominentes son las micobacterias. Estas bacterias, en forma de aerosol, pueden ser una vía de transmisión para la enfermedad infecciosa pulmonar por micobacterias no tuberculosas.

Sin tratamiento, la mayoría de personas desarrollaron una infección caracterizada por tos, dificultad respiratoria, fatiga y pérdida de peso. El estudio, que abarcó Estados Unidos y Europa, encontró que esta enfermedad era más común en las regiones de EE.UU. en las cuales había un gran cantidad de micobacterias en las regaderas de las ducha.

De acuerdo con los investigadores, esto último destaca el rol importante de las regaderas en la transmisión de esta enfermedad.

Para realizar el estudio, los investigadores analizaron más de 650 regaderas de baño en Estados Unidos y Europa empezando en 2017. Recogieron muestras del interior de las regaderas con un kit especial y luego las mandaron al laboratorio para determinar cuáles especies de bacterias eran las más prominentes.

Los investigadores encontraron que las bacterias eran más comunes en los hogares urbanos en Estados Unidos. Los hogares que cogían su agua de pozos de agua y los hogares en Europa eran menos propensos a tener bacterias.

Además, al parecer también importa el material con el que se fabrican las regaderas. Se detectaron más bacterias en regaderas de metal que de plástico.

El investigador Noah Fierer, que fue parte del equipo investigador, afirmó que había un mundo microbiano fascinante prosperando en las regaderas, y que nos exponemos a el cada vez que nos duchamos.

“La mayoría de los microbios son benignos, pero hay algunos que no,” dijo Fierer. “Este tipo de investigaciones nos está ayudando a entender cómo nuestras propias acciones – desde el tipo sistemas de tratamiento de aguas que utilizamos hasta nuestra fontanería – puede cambiar la composición de estas comunidades microbianas”.

Tomando esto en cuenta, y limpia más seguido la regadera de tu baño. Nadie quiere estar duchándose con bacterias peligrosas, y mucho menos desarrollar una infección pulmonar.

Fuente EP Mundo Gizmodo
Cargando...
Cargando...