Saltar al contenido
22
Dic

La Reina Isabel II hizo lo impensable en Londres (Fotos)

Las vacaciones de Navidad han comenzado y la Familia Real británica ya está ultimando los detalles para cumplir con todas y cada una de las tradiciones reales. Desde ya se la gobernante de Inglaterra puso rumbo a Sandringham House, la propiedad campestre en la que pasan la Nochebuena y la Navidad. ¿Lo impresionante? Lo hizo a bordo del Metro de Londres.

La Reina llegó con elegancia a Norfolk, donde se encuentra su residencia para las fiestas decembrinas, una casa de campo de 32 km cuadrados y, sin duda, dejó boquiabiertos a todos los viajeros que pudieron cruzarse con ella en el metro.

Cogió el servicio Great Northern de las 10.42 de la estación de King’s Cross en Londres y llegó a la plataforma 2 en King’s Lynn a las 12.31. Dos horas de tren para los 180 kilómetros que separan Londres de Sandringham. Un viaje que realizó acompañada de sus miembros de seguridad y sin rastro del Duque de Edimburgo.

Se dejó ver con un abrigo marrón, guantes negros y un pañuelo que cubría su cabeza del frío. Un estilismo con el que pasó completamente desapercibida para algunos de los pasajeros con los que compartía vagón. A su salida, un Range Rover la esperaba para conducirla a Sandringham, la finca privada de la reina en Norfolk, que se encuentra a 30 minutos en coche del King’s Lynn.

Algunos medios locales, pudieron hablar con uno de los pasajeros del mismo tren en el que viajaba Isabel II, y aseguraba haberle parecido “maravilloso” que la Reina viaje en tren, y es que eso la hace mucho más “aceptable”.

Su viaje a Norfolk da el pistoletazo de salida a la Navidad en la Familia Real británica, ahora solo falta que el resto de miembros, desde los Duques de Sussex hasta los de Cambridge, pongan rumbo a la residencia vacacional para celebrar las fiestas en familia.

Fuente: MSN