La verbena de Sant Joan se convirtió en un caldo de agresiones sexuales

Los Mosos d’Esquadra han abierto una investigación para aclarar lo sucedido durante las fiestas de la verbena de Sant Joan, donde fueron denunciadas cuatro agresiones sexuales. Miquel Buch, consejero de Interior de la Generalitat, ha destacado que uno de los casos involucra a una menor de edad y que tres de estas denuncias se interpusieron en la provincia de Barcelona y una en Girona.

Cuatro personas, una de ellas menor de edad, denunciaron ante los Mosos d’Esquadra que fueron agredidas sexualmente durante las fiestas de la verbena de Sant Joan. Así lo ha explicado el consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, quien ha destacado que tres de estas denuncias se interpusieron en la provincia de Barcelona, mientras que la cuarta fue en la de Girona. Los Mossos abrieron una investigación para cada uno de los casos para intentar aclarar lo sucedido e identificar a los agresores.

De las tres denuncias presentadas en comisarías de la capital catalana, una de ellas es en grado de tentativa en el barrio de Sants. En cuanto a las dos presuntamente consumadas, una tuvo lugar en el Eixample y por último se produjo una agresión sexual de un hombre a otro hombre en la playa de la Barceloneta. La agresión sexual denunciada en Girona fue supuestamente realizada por un hombre a una menor en Palamós.

Buch ha destacado que en ninguno de los casos se trata de una violación múltiple y ha constatado que a raíz del caso de La Manada, la sociedad va entendiendo que “un no es un no” y que “en ningún caso se puede normalizar ningún tipo de agresión sexual”. El consejero ha destacado que lo que “antes se interpretaba como pasarse de la raya” ahora es un hecho denunciable que “genera un rechazo generalizado”.

Los Mossos detuvieron durante la verbena, en toda Catalunya, a una decena de individuos —tres menos que el pasado año— por incidentes relacionados con peleas y agresiones. Un total de 320 personas recibieron asistencia médica durante la verbena de Sant Joan por efecto de las hogueras y de los petardos. De estas, 19 sufrieron quemaduras graves, 74 traumatismos o amputaciones y 64 lesiones oculares. De los 320 afectados, 97 son menores de once años y 51 tienen entre once y 17 años.

Los Bomberos atendieron 862 avisos vinculados a la verbena —frente a los 1.291 del pasado año—, la mayoría para apagar incendios urbanos, en especial de contenedores y mobiliario urbano (411 casos).

Fuente EP Mundo El País
Cargando...
Cargando...