Las “proteínas socialistas” que comen los venezolanos en tiempos de crisis

Pescuezos, restos de carne y pollo que normalmente se botan, es lo que los venezolanos están comiendo actualmente, para cubrir el requerimiento de “proteína” que necesita el cuerpo para funcionar, pues aseguran que costear carne de primera o de segunda es un gasto imposible de cubrir.

El encargado de Pepe Pollo, una distribuidora de pollo y carne, aseguró que lo que más se vende son los desperdicios de los animales por su precio, que están alrededor de los 500 mil bolívares por kilo.

“Lo que le quitamos al pollo y a la carne cuando los limpiamos es lo que más se llevan porque ya un kilo de carne se acerca a los 4 millones. Son privilegiadas las amas de casa que pueden comprar un buen salado para su familia”, dijo Tiberio Vivas, un empleado que labora en el establecimiento.

Por otro lado, Juan Carlos Marrero, encargado de otra distribuidora ubicada cerca de la misma zona, contó que diariamente puede ver a 10 o más niños mendigando desde tempranas horas de la mañana, momento en donde observa cómo se acercan para pedir los desperdicios. “Algunos ofrecen barrer la entrada del establecimiento”, acotó.

“Nosotros no vendemos eso, lo regalamos porque son muchos quienes vienen a pedirlo. Tenemos el caso de una mujer joven con un bebé de 4 meses que viene todos los días para que le demos los pellejos. Da dolor porque el bebé de lo desnutrido que está no puede ni llorar. Aquí tratamos siempre de ayudarla con algo para que coma”, agregó.

José Otro, otro trabajador, lamentó que lo que antes era comida para animales, actualmente sea los alimentos de muchas personas. “Desde que la inflación está descontrolada y los sueldos no alcanzan para nada, las personas no hallan qué comer”, denunció.

Fuente EP Mundo Sumarium
Cargando...
Cargando...