Saltar al contenido
12
Oct

Las pruebas de que Venezuela es un “narcoestado”

Actualizado: 12/10/2018 14:46

El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales inició este viernes una discusión sobre Venezuela en el calificaron al país como un “narcoestado”. El diplomático estadounidense y ex embajador de Estados Unidos, William Brownfield, aseguró durante la discusión que Venezuela “es más que un narcoestado”.

“Venezuela es una estado mafioso en el que convergen todo tipo de criminales. Desde la llegada del chavismo en 1999 la lealtad al gobierno se impuso sobre la competencia. Designar a Venezuela como un narcoestado implica que el estado venezolano falló frente a sus obligaciones internacionales. Hay suficientes razones para calificarlo como tal”.

“Hugo Chávez destruyó la institucionalidad del antiguo sistema, que él llamó “los escuálidos”. Chávez fue honesto cuando dijo que iba a reemplazar el viejo esquema por uno nuevo, a su estilo, y lo hizo”, expresó.

A su juicio, “no hay mecanismos de cooperación vigente entre Venezuela y las autoridades que luchan contra el narcotráfico ni contra el crimen organizado. Si estuviera vivo Chávez ¿estaría dispuesto a limpiar lo que ocurre? Probablemente sí, pero el actual gobierno no está en disposición de hacerlo”.

¿Corrupción?

También se refirió a la petrolera venezolana PDVSA, la cual según su intervención “pasó de ser una petrolera eficiente a una empresa de corrupción y lavado dinero durante el chavismo”.

“Si había corrupción en Venezuela en los años 70′ pero no había penetrado la sociedad, era un problema promedio, no lo que se puede observar hoy en día. Las instituciones eran eficientes, #PDVSA era una petrolera”, precisó.

Y agregó que: “PDVSA desde 2002 -2004 fue transformada de una empresa profesional y se transformó en un banco y un Target para los que cometen crímenes de lavado de dinero y otras industrias criminales”.

Por su parte el director del CSIS, Moises Rendon, indicó que “el caso del narcoestado es complejo y hay muchas variables para entender esta realidad”.

El también diplomático estadounidense, Juan Zarate, se refirió al caso venezolano y subrayó que “los órganos del Estado venezolano están involucrados en elementos criminales. El caso es peligroso fuera de Venezuela, para la región”.

“Cuando el gobierno de Venezuela expulsó a la DEA el Estado venezolano empezó a vincularse directamente con los cárteles del narcotráfico, organizando esos networks, y eso es un aspecto peligroso”, resaltó.

Zarate recalcó que “el Estado venezolano empezó a trabajar con los carteles y a mover con ellos drogas por toda la región y además se vinculó con los grupos terroristas como Hezbollah”.

Política ruda

“La conducta criminal del Estado venezolano empezó a ser importante para la política de seguridad de EEUU, por lo que se van a continuar tomando medidas para penalizar a los criminales que cometen delitos en EEUU relacionados con la corrupción, lavado de dinero y narcotráfico”.

Finalizó diciendo que el régimen venezolano:

“Tomó ventaja del sistema para ganar sus propios beneficios. Las sanciones de los EEUU contra funcionarios de Venezuela no han logrado cambiar la conducta de los sancionados pero les han limitados los mecanismos usados para cometer sus crímenes financieros”.