Saltar al contenido

Las redes sociales se vuelven locas luego de un montaje de Jesucristo

La multa de 480 euros (unos 535 dólares) a la que fue condenado un español de 24 años por subir a Instagram un fotomontaje en el que sustituyó la cara de un Cristo por la suya ha causado indignación en las redes sociales.

La Fiscalía llegó a solicitar que la multa ascendiera a 2.160 euros, por considerar que es «una vergonzosa manipulación del rostro de la imagen» del Cristo de la Amargura de Jaén, además de un «manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía con propósito de ofender», dando así su apoyo a la hermandad religiosa que denunció los hechos.

Una gran cantidad de usuarios de Twitter han decidido mostrar su rechazo a la decisión judicial y su solidaridad con el joven publicando montajes similares:

El joven multado ha recibido el apoyo explícito de algunos personajes públicos, como el escritor y periodista Juan Soto Ivars, que se prestó a poner también su propio rostro sobre el icono religioso:

No todos los usuarios, sin embargo, han utilizado su propia cara para solidarizarse. Muchos de ellos emplearon otras ingeniosas imágenes:

Algunos tuiteros se limitaron a expresar su opinión por escrito:

En general, cada persona que ha querido mostrar su solidaridad, ha encontrado una singular manera de hacerlo: