Saltar al contenido
31
Dic

Las tradiciones venezolanas de año nuevo que faltarán en 2018

Recordar en vivir, aun en medio de los problemas económicos y sociales. Antes de que la crisis arrasara con todo, en muchos hogares venezolanos se practicaban rituales y tradiciones para recibir el nuevo año con abundancia, prosperidad y algunos hasta con pareja nueva.

Usar ropa interior amarilla (para la prosperidad) o roja (para el amor) y comer uvas son de los rituales más comunes. Sin embargo, con la crítica situación económica por la que atraviesa el país, quizás este 2018 sean muy pocos los que puedan darse el lujo de estrenar ropa interior y hasta comprar uvas para comer en familia.

Las tradiciones venezolanas de noche vieja

Hay que recordar que que en años anteriores los venezolanos disfrutaban la época decembrina y practicaban rituales para atraer la buena suerte en el año nuevo. Aquí las 12 tradiciones de fin de año que nunca faltaban en los hogares criollos:

  • Cenar lentejas en año viejo para tener prosperidad en el siguiente año.
  • Cruzar la calle con las maletas, para que se cumplan los sueños de viajes y paseos.
  • Comer las doce uvas al ritmo de las doce campanadas en forma regresiva, para cumplir deseos y anhelos.
  • Lanzar copas de cristal para espantar las malas vibras.
  • Usar ropa íntima de color amarillo, para la buena suerte y la prosperidad.
  • Recibir el año con dinero en el bolsillo, preferiblemente en moneda local y extranjera, para la prosperidad económica del hogar.
  • Utilizar ropa interior roja para encontrar el amor de pareja.
  • Ponerse la ropa interior al revés, para la abundancia y alejar la envidia.
  • Limpiar la casa de adentro hacia fuera con agua para eliminar la energía negativa.
  • Subirse 12 veces a una silla, al ritmo de las 12 campanadas de medianoche, para encontrar pareja.
  • Lanzar arroz y lentejas para atraer la abundancia y la prosperidad.
  • Besar a tu pareja con las doce campanadas para consolidar el amor. Si no se tiene pareja, el primer feliz año debe ser a una persona de sexo contrario para encontrar el amor.

Fuente: Maduradas