Saltar al contenido
huella
17
Ene

Le da un tremendo “para’o” a su marido agresor a punta de cuchillo

Actualizado: 17/01/2018 11:50

Una mujer ha sido condenada por defenderse de su pareja en una localidad de la Ribera cuando éste le propinó una paliza en el interior del domicilio en el que residían.

Al parecer, según dicta la sentencia y pese a que la herida provocada por la mujer en el agresor por una cuchillada en el tórax era de “escasa” longitud, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra la ha condenado a dos meses de prisión, el pago de 1.075 euros en concepto de indemnización y la prohibición de acercase a menos de 300 metros de su expareja.

Se ha aplicado la eximente incompleta de legítima defensa y el atenuante de dilaciones indebidas.

Los hechos se desencadenaron en la noche del 14 al 15 de septiembre de 2013 en el ático de la vivienda que compartían con varios familiares de la mujer.

La sentencia especifica que tras una fuerte discusión “cuyos motivos concretos se desconocen”, el hombre la introdujo en el interior de la vivienda y “cerrando la puerta y bajando las persianas” comenzó a agredirle.

La declaración de la mujer y las heridas que evaluó el forense arrojaron que el hombre la “lanzó contra el suelo, le tiró de los pelos y le aprisionó la cabeza con la rodilla”.

Además, la sentencia también destaca que, en un momento, el agresor “le mordió en la oreja derecha y le puso un cuchillo de cocina en el cuello” mientras le decía que “la iba a matar y que esa noche a lo mejor la violaba”.

Tras esa situación inicial, la mujer aprovechó un momento en el que su pareja dejaba el cuchillo para cogerlo y defenderse clavándoselo en el tórax.

Un hecho que, según el texto, le provocó una herida de “escasa” longitud, pero para la que necesitó una intervención quirúrgica y unos 30 días de atención médica.

La mujer sufrió numerosas heridas tras una paliza en la que el agresor incluso llegó a tirarle del pelo y a morderle una de sus orejas.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra también ha condenado al hombre por un delito de maltrato ocasional contra su pareja a 9 meses y un día, una indemnización de 280 euros y la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la víctima y su domicilio durante dos meses.

Además, la sentencia también añade un delito de amenazas graves para el que impone una pena de 9 meses más de prisión, inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo.

Además, le prohíbe la tenencia de armas durante un año y un día, así como aproximarse a la víctima a una distancia menor de 300 metros durante un año y nueve meses.

En total, sumando los dos delitos, la pena del hombre asciende a año y medio de prisión.