Lilian “deja en la calle” a los candidatos opositores y habla sobre Leopoldo

El opositor Leopoldo López, uno de los políticos presos más conocidos de América Latina, no puede pronunciarse públicamente sobre las elecciones presidenciales de Venezuela por las condiciones de su arresto domiciliario.

La esposa de López, Lilian Tintori, es por eso desde hace años la portavoz del líder del partido centrista Voluntad Popular, condenado en 2015 a más de 13 años de prisión por cargos de que incitó a la violencia durante otra ola de protestas un año antes. López cumple desde 2017 su pena en el régimen de “casa por cárcel”.

Tintori habló en Caracas sobre la crisis humanitaria en su país y sobre por qué cree que los comicios en los que el socialista Nicolás Maduro buscará un segundo mandato de seis años el domingo no son una elección democrática tras casi 20 años de chavismo.

¿Cuál es la situación de Venezuela?

Tintori: Estamos viviendo una emergencia humanitaria. Leopoldo, en el año 2014, denunció al régimen. Dijo que era antidemocrático, corrupto, ineficiente. Dijo que iban a faltar comida y medicinas. Y mucha gente no le creyó. Y fíjate después de cuatro años todo lo que ha pasado. No hay comida, no hay insumos médicos, los niños se mueren por desnutrición.

Venezuela es hoy una alarma en el mundo. Hay éxodo. Las fronteras están llenas de venezolanos con problemas, con enfermedades. Hay campamentos en Brasil, hay campamentos en Colombia, hay venezolanos regados por el mundo. Que huyen. Huyen porque los intimidan o huyen porque tienen hambre y quieren buscar un futuro.

¿Cuáles son las causas de esa crisis?

Tintori: El desastre que estamos viviendo es por un desastre de gestión, del sistema. Es una violación sistemática de los derechos humanos. Hay presos políticos.

Y hay una crisis económica, hay hiperinflación. Un venezolano, para comprar la cesta básica necesita una cantidad de sueldos… Hoy nueve de cada diez venezolanos se acuestan con hambre. Y no hay autonomía de los poderes públicos.

¿Cuál cree usted que es la solución?

Tintori: Leopoldo lo ha dicho siempre desde el año 2014: la salida es pacífica, constitucional y electoral. La democracia es escuchar al pueblo. De eso se trata, que la gente decida su futuro. El venezolano quiere votar y que su voto valga, no que se lo roben. Votar y que le reconozcan ese derecho legítimo. Hoy no tenemos eso. No una observación internacional cualificada. No hay candidatos como los que quiere la gente. Los candidatos fuertes, que pueden ganar una elección, están hoy presos, inhabilitados o en el exilio.

Si creen que la solución es votar, ¿por qué no van a votar en la elección presidencial del 20 de mayo?

Tintori: Eso no es una elección. En una elección se trata de elegir, de decidir. Ahí nosotros ni siquiera tenemos a nuestro candidato opositor que nos represente. La oposición no está representada por ninguno de los candidatos que están corriendo (postulando). Los que están corriendo le están haciendo el juego a Maduro. Lo que está planteado el 20 de mayo es una ruptura más del hilo constitucional de Venezuela. Eso es una elección falsa, un fraude desde su origen. Porque quien convoca es la Asamblea Nacional Constituyente. Y muchos países han declarado firmemente que la Asamblea Nacional Constituyente es ilegítima.

¿Qué le parece la candidatura opositora de Henri Falcón?

Tintori: Cualquier candidatura en el marco de esta fecha es una candidatura sin legalidad. No tiene fuerza, no es legítima, no se escogió con la gente. Los candidatos que están tratando de medirse no representan la voluntad de Venezuela. Porque es una elección sin mínimas condiciones.

¿Y qué va pasar después de la elección?

Tintori: El día 21 la crisis continuará, porque es un día más con Maduro, un día más con un régimen sin humanidad, que ni siquiera reconoce que hay crisis. El 21 Venezuela va a estar peor.

El año pasado hubo protestas durante meses, pero ahora ya no hay casi gente en las calles. ¿Por qué?

Tintori: El año pasado salimos a protestar pacíficamente durante tres meses seguidos. Se movilizó mucha gente, sociedad civil, estudiantes, líderes de la oposición. Pero hubo personas que murieron en el marco de las protestas. Estos asesinatos están registrados, muchos de ellos en video. Y quienes dispararon son personas del Estado. Definitivamente la gente salió con mucha fuerza a protestar, pero al mismo tiempo la gente no quiere morir. La gente no va a dejar de protestar, pero en Venezuela hoy salir a protestar no te garantiza la vida.

¿Cómo está Leopoldo López?

Tintori: Está recuperando espacios con su familia, con sus hijos, conmigo. Está en la casa pero está preso. Tiene muchísimas ganas de trabajar, de hacer gestión. No duda ni un minuto de que lo que ha hecho, esa denuncia tan fuerte en 2014 hizo que Venezuela cambiara.

¿Cómo está de ánimo?

Tintori: Fuerte. Para mí él es una roca. Es la roca de Venezuela y es la roca en mi casa. Yo siempre estuve muy firme cuando él estaba en (la cárcel) Ramo Verde por la fuerza que él me daba en la celda. Y yo con esa fuerza salía por el mundo. Y logramos muchísimo, logramos transformar a la comunidad internacional. Los pronunciamientos de cada país son una esperanza para nosotros.

Usted no pudo salir del país el año pasado. ¿Cuál es su situación actual?

Tintori: Pareciera que no nos reconocen como ciudadanos venezolanos. Así como a Leopoldo no lo dejan hablar, a mí me violan todos los derechos. Me quitaron el pasaporte y no me dejan transitar libremente ni dentro ni fuera de Venezuela. Nos han bloqueado las vías principales del país para no llegar de un estado a otro.

¿Tiene algo más que pedirle a la comunidad internacional?

Tintori: Que no podemos esperar más. Se tienen que acelerar los tiempos para pronunciarse fuertemente. No se puede esperar más. Los tiempos de la diplomacia y de la política internacional se tienen que acelerar. No podemos esperar más. Porque cada día que pasa significa más muertes en Venezuela, más éxodo, más crisis.

Fuente EP Mundo Sumarium
Cargando...
Cargando...