Llega a la comisaría y confiesa un crimen que los policías no podían creer

José Luis Echevarría García, de 56 años, acudió el sábado por la noche a una estación de Policía de Hialeah, en el condado Miami-Dade. La confesión que soltó dejó pasmados e incrédulos a los policías presentes: había matado a su esposa y a su suegra, cuyas identidades aún no han sido reveladas.

Los bomberos del condado Miami-Dade acudieron a la casa del presunto asesino, ubicada en el 3330 NW 175 St. y hallaron a las dos mujeres muertas con lesiones graves.

El incidente ocurrió el sábado en la noche, de acuerdo con el canal local WSVN, que citó a la Policía de Miami Gardens.

Las autoridades no han ofrecido detalles sobre cómo fueron asesinadas las mujeres y dijeron que el hombre y su esposa estaban en pleno proceso de separación, informó el canal 10 de ABC local.

Nadie más estaba en la casa en el momento de la tragedia y la Policía sigue investigando el caso.

Echevarría fue acusado de dos cargos de asesinato en segundo grado y está detenido sin derecho a fianza en la prisión Turner Guilford Knight Correctional Center, en Miami-Dade.

“Si ellos dicen que él cometió un homicidio, yo no puedo creerlo”, dijo Edward Oleabhiele, un vecino, al enterarse de lo sucedido.

“Ellos parecían una buena familia”, declaró Rashad Rowe, otra residente de la zona.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...