Saltar al contenido
25
Jun

Llueven risas y críticas por el resultado del ‘Ecce Homo’ de Pamplona

Se quería “adecentar un espacio que estaba sucio” y no una restauración. Esa fue la explicación del arzobispado de Pamplona luego de que trascendiera la imagen de una escultura de San Jorge del siglo XVI intervenida por el párroco de la iglesia de San Miguel de Estella, a quien le encargaron los trabajos de pintura.

Los trabajos llevados a cabo en esta escultura han despertado la indignación de algunos y la hilaridad de otros en las redes sociales, donde ya se compara este trabajo con el ‘Ecce Homo’ de Borja (Zaragoza) por la escasa calidad del resultado.

Según han señalado fuentes del arzobispado de Pamplona, en ningún momento se pretendió hacer una restauración de esta escultura que muestra la típica imagen de San Jorge con armadura, montado a caballo y luchando contra un dragón, tarea para la cual se necesita el permiso del arzobispado.

“Lo que se pretendía era adecentar un espacio que estaba sucio y, en ese contexto, se pintó la imagen del san Jorge”, han relatado dichas fuentes, que han explicado que el lugar en el que está situada la escultura se encontraba lleno de grafitis.

El arzobispado tuvo conocimiento de los hechos la semana pasada y ya se ha puesto en contacto con la Institución Príncipe de Viana, organismo cultural de la Comunidad Foral de Navarra encargada de restaurar, mantener y custodiar el patrimonio artístico.

Técnicos de esta institución realizarán un estudio para comprobar el estado de la obra y ver si es posible su recuperación.